Carnaval y Cuaresma, mezcla de comidas

PÁGINA 25


La lucha entre don Carnaval y doña Cuaresma, cuadro de Brueghel el Viejo, recrea escenas medievales en donde ilustra la estrecha relación que existe entre el carnaval y la comida.

Carnestolendas, tiempo de las carnes, carnaval, remontarse a la etimología del nombre es sentarse en torno a la mesa en donde comer en abundancia es carnaval, izarse, exceso antes del ayuno, hoy comemos mañana ayunamos, escribe Juan de Encina, poeta español en el 1566.

En la Edad Media el martes de carnaval, omartee-digrasso, era un banquete en donde las carnes y las grasas se comían en exceso, y luego se ayunaba. La fiesta de mardi-grass en New Orleans, es hoy en día, una fiesta en donde se celebra lo mismo lo bacanal del disfraz y la comida.
Mundo al revés

Mijaíl Bajtín, lingüista ruso en su obra más importante: “La cultura popular en la Edad Media y el renacimiento, el discurso carnavalesco en el contexto de François Rabelais y en el mundo como risa, carnaval y espectáculo”, significa que la primera señal de la carnavalización en la literatura y en la sociedad es el mundo al revés. Dioniysios antes que Cristo, fiesta callejera en donde los pobres se disfrazan de rey, y una loca puede ser reina y el rey un perro callejero.

Comida y carnaval
La Feijoada en Brasil, guiso a base de frijoles y carne de cerdo, es la comida que les espera a los participantes, luego de la batucada y el desfile callejero, al regresar a la escuela de samba, en Río de Janeiro. Cachacheiro o Frappe es un dulce frito que acompaña a los arlequines y polichinelas en el carnaval de Venecia, estos dulces que se mezclaban con sangre de cerdo y hoy con chocolate, es comido y bebido entre sorbos de grapa, aguardiente italiano, terminando totalmente borrachas y embarradas las bellísimas máscaras del carnaval veneciano.

Tontom molondrón
Los comelones, los hermanos aguacate, los cacaotaleros, personajes del carnaval nordestano, los califé, los roba la gallina, el Tonton molondrón, dile a mamá que le mande la cebollita, esa no que es muy chiquita.

El mejor colmado, ese eh, la cortina de tu mamá la cojimopa disfraz; estos son cantos y bailes del carnaval dominicano, bailado y cantado a ritmo de tambora y atabal, luego de haberse hartado con arroz y guandules, bacalao, plátano asao y agregándole además un plato de habichuelas con dulce, identifican y señalan que el carnaval dominicano, también nace del conflicto, del hambre y la hartura, del banquete y del ayuno.

Sentados en la mesa están, todos los personajes del carnaval dominicano los roba las gallinas y los califes, los se me muere rebeca y los comelones, la muerte en yipe y los diablos cojuelos; es el mundo al revés, el día del carnaval, en donde tan solo por un instante, la tortilla se vuelve, y el rey y el mendigo, bailan en la calle de noche, bailan en la calle de día. Baile de carnaval y comida. De fiesta y de alegría.
El autor es creativo.