Colombia atrapada en un cuadro y en un poema

PÁGINA 28


La relación de parentesco entre las artes es un tema que desde siempre ha sido examinado atenta y particularmente por los propios artistas y por los críticos de arte.

Pablo Picasso dijo que “la pintura es poesía” porque “siempre se escribe en verso con rimas plásticas”. Y para Leonardo Da Vinci, “de la poesía a la pintura va la misma distancia que de la imaginación al acto”.

La afinidad entre poeta y pintor produce una mutua interferencia que se materializa en poemas que nacen de la observación de un cuadro o, al revés, de un cuadro que se inspira a un poema.

Pintura y poesía – y quizás música–están relacionadas de manera complementaria, originando alianzas y amistades.

El crítico de arte Gillo Dorfles, un italiano que falleció en 2018 a los 107 años de edad, refiere que según una leyenda china dos pájaros de diferentes colores sugirieron a un artista los sonidos de las palabras y las doce notas musicales. Es decir que la creación artística tiene como base dos elementos: el color, o sea las plumas de los dos pájaros, y el sonido, su canto poético.

En Quisqueya tenemos un ejemplo viviente de esta teoría: el poeta Miguel Solano y la pintora Minelis Ramírez, y sus respectivas obras llamadas “Colonvía”: un poema y un cuadro.

Colonvía

Por Miguel Solano

Tus llantos han quedado sin baúles
corren tras el trago que te besa
y un dolor común se pone en marcha
Colonvía “es una creación poética de dos palabras “Colón y vía “, significa que Colombia al votar contra la paz eligió la vía de Colón, la violencia. La paloma crucificada significa que la paz está crucificada, cosa que hicieron los colombianos al votar contra la paz.

Quizás no sea por casualidad que el cuadro de Minelis Ramírez reproduce una paloma, ave de blanco plumaje cuyo simbolismo se remonta a los tiempos bíblicos.

Ella representa la esperanza, la paz, el Espíritu Santo, la espiritualidad.
Empero, aquí la paloma está crucificada. De esta manera la paloma expresa la eterna lucha entre bien y mal, paz y guerra y al mismo tiempo deja espacio a la esperanza, sugiere la posibilidad de redención para la humanidad herida y desencajada.

En el curso del tiempo muchos han sido los pintores y poetas que han utilizado la imagen de la paloma para expresar situaciones y sentimientos distintos.

En el cuadro “El Bautizo de Cristo” (1475-1478) de Andrea del Verrocchio y Leonardo da Vinci, la paloma tiene su significado clásico, representando el Espíritu Santo rodeado de divinos rayos que iluminan la escena sagrada.

Por el contrario, en el cuadro “Guernica”(1937) de Pablo Picasso, la paloma es algo obscuro, casi escondido, cortado por una franja blanca en forma de puñal, y representa la esperanza destrozada, hecha pedazos por las atrocidades de la guerra.

El dramatismo de la paloma de Picasso tiene, a pesar de todo, una función positiva, pues sugiere una reflexión sobre la manera cómo poner remedio a la ruptura, a la fragmentación de la paz. La filósofa australiana Mary Zournazi y el cine director alemán Wim Wenders sostienen que se puede encontrar respuesta a esta pregunta analizando las características de la paloma en el poema Little Gidding, IV tiempo de T. S. Eliot.

En su poema Eliot enfoca la unidad entre pasado, presente y futuro y afirma que tener conciencia de dicha unidad es indispensable para la salvación de la humanidad.
La paloma descrita en el cuarto tiempo del poema de T.S. Eliot representa la acepción más pura del Espíritu

Santo en su doble connotación como elemento destructor (oscura paloma con lengua llameante) y como elemento purificador (redimirse del fuego por el fuego). Según Eliot la humanidad se redime a través del fuego salvador del Amor Divino, en contraposición con el fuego del deseo que solamente quema y destruye.

Para completar la cadena “poesía-pintura-música”, vale la pena mencionar que en este mismo poema de Eliot se inspiró el músico Igor Stravinskyen, 1962, para su composición Anthem.
Finalmente, el poeta Solano y la pintora Ramírez realizan con la obra Colonvía la síntesis perfecta de la interferencia entre poesía y pintura, igual como lo hicieron los grandes del pasado.

Framento

Little Gidding, IV (T. S. Eliot)
“The dove descending breaks the air
With flame of incandescentterror
Of which the tonguesdeclare
The onedischarge from sin and error.
The onlyhope, or else despair
Lies in the choice of pyre or pyre-
To be redeemed from fire by fire.
Whothendevised the torment? Love.
Loveis the unfamiliarName
Behind the handsthatwove
The intolerableshirt of flame
Which human powercannotremove.
Weonly live, onlysuspire
Consumed by eitherfire or fire.”
Little Gidding, IV (T. S. Eliot)
La paloma desciende y rompe el aire con llamas de terror incandescente
cuyas lenguas afirman claramente la total remisión de pecados y errores.
La única esperanza o desespero es elegir entre uno y otro fuego
es redimirse del fuego por el fuego.
¿Quién inventó el tormento? Amor.
Amor es el desconocido nombre
del tejedor que creó con sus manos
la intolerable camisa de fuego
que ningún poder humano quita.
Sólo vivimos, sólo suspiramos
consumidos por uno u otro fuego.
(Traducción de María Antonietta Ferro)