Comercio pide actuar ante caso de estafa



La Federación Dominicana de Comerciantes y las asociaciones de comerciantes de San Francisco de Macorís y el nordeste afirmaron hoy que se sienten conmocionados debido a que las autoridades no han actuado con la debida diligencia ante la estafa por más de dos mil 300 millones de pesos cometida por la empresa Munne y Co., contra más de cuatro mil personas.
Iván de Jesús García, presidente de la FDC, en rueda de prensa realizada esta mañana, hizo un llamado al presidente Danilo Medina, así como al gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu y al superintendente de Bancos, Luis Armando Asunción a intervenir en ese caso.

De igual modo, llamaron la atención del procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, sobre ese litigio, al considerar que no es posible “que después de varios meses de que esta enorme estafa se realizara, aun las autoridades no hayan actuado con la debida diligencia ante este desfalco multimillonario de Munne y Co.”.

“Es inaudito que esta empresa comercial funcionando como un banco, haya sustraído una cantidad tan grande de dinero a tantas personas, sin contar con las regulaciones de la Superintendencia de Bancos, violando el Código Monetario y Financiero”, indicó la FDC en un comunicado leído en la rueda de prensa efectuada en el hotel Barceló.

Dicen que es más grave aún “declarando perdidas ante la DGII por más de IO años, solo pagando el 10% de los intereses cobrados a los clientes, como si fuera una entidad financiera regulada por la Superintendencia de Bancos”.

De acuerdo con la FDC, “el impago de los intereses y el capital a los afectados, está llevando a la desesperación a estas cuatro mil familias y automáticamente a la quiebra al pequeño y mediano comercio de San Francisco de Macorís”.

“Mensualmente por concepto de intereses circulaban más de 20 millones de pesos, que eran utilizados para la compra de alimentos, educación y medicinas por estas familias, y el comercio les ofrecía créditos mensuales y al tener varios meses del impago, el comercio ha acumulado cuentas por cobrar de más de 100 millones de pesos y está enfrentando una crisis de liquidez para pagarle a sus suplidores” .

De acuerdo con la denuncia, esta defraudación está afectando hasta las sociedades sin fines de lucro, como el Patronato Nordeste contra el Cáncer, quien tiene sus recursos depositados en Munne para la construcción de un hospital y con los intereses ofrecían ayudas a los pacientes más necesitados.

Indican que varios ahorrantes han fallecido por causa de la depresión y la impotencia., que les ha causado la situación por la que atraviesan.

Los accionistas de Munne “se burlan del laborioso y combativo pueblo de San Francisco de Macorís y el nordeste, al someter a la justicia a por una estafa por 10 millones de pesos a dos empleados, cuando conocen que el problema es de dos mil trescientos millones de pesos”.