Daniil Trifonov dará concierto

PÁGINA 27 Daniil Trifonov


El día 13 de este mes ofrecerá un recital en la Sala Carlos Piantini del Teatro Nacional el pianista ruso de fama internacional Daniil Trifonov.

El programa que interpretará incluye Andante Favori, y la Sonata número 18 de Beethoven; Bunte Blatter y Presto Pasionato, de Schumann, y la Sonata número 8 de Prokofiev.

Los expertos de la música afirman que la palabra recital fue adoptada por los ingleses para describir el concierto ofrecido por uno o dos intérpretes.

Y se ha establecido en el uso internacional desde que Franz Liszt la utilizó por primera vez en sus presentaciones públicas.

Es harto sabido que en el mundo de los aficionados del sinfonismo la música instrumental goza de mayor atracción que la vocal, y que el concierto para orquesta y solista tiene más adeptos que el recital.
En cuanto a la palabra virtuoso se aplica, melódicamente hablando, a intérpretes con un alto grado en el dominio de un instrumento, que lo faculta para realizar proezas de ejecución impactantes, casi insalvables.

El virtuosismo, de acuerdo a la opinión de musicólogos, alcanzó su culminación durante los siglos dieciocho y diecinueve, convirtiendo al ejecutante en el centro del espectáculo sinfónico.

Atribuyen a esa circunstancia el hecho de que la obra interpretada entonces y su autor sirvieran fundamentalmente para exhibir la destreza técnica de un intérprete.

Y ha quedado establecido hasta hoy que para ganar renombre universal un intérprete debe tener suficiente formación para imprimirle a su instrumento fluida y convincente versatilidad.

Pero el público de nuestra era demanda que este no sea un mero agente mecánico, sino que extraiga la belleza, emotividad, profundidad, y el mensaje contenido en toda obra musical valiosa.
Y que además se adhiera a las indicaciones formuladas por el compositor, evitando los efectos que no se apoyen razones expresivas sólidas.

Los criterios externados son aplicables a un pianista como Daniil Trifonov, que entre otros numerosos galardones obtuvo medalla de oro y Gran Prix en el décimo cuarto concurso internacional de piano Tchaikovski en Moscú.

Resultó ganador también en el Premio de la Audiencia y el de la mejor ejecución de un concierto de cámara.

Si nos adentramos en su biografía vemos que a la edad de 17 años ganó el Quinto Premio de la Cuarta Competencia Internacional Scriabin en Moscú, y el primer premio especial por la mejor interpretación de una obra de Chic Corea.

Tocó en la plaza del Ayuntamiento de Viena en el año 2010 en su condición de uno de los siete finalistas del Eurovión Young Musicians, y ese año ganó Tercer Premio en el XVI Concurso Internacional de Piano Frederick Chopin en Varsovia…

Allí además obtuvo el Premio Especial de la Radio Polaca por la mejor interpretación de las mazurkas de Chopin.
En 2011 ganó el primer premio en el Décimo Tercer Concurso Internacional de Piano Arthur Rubinstein en Tel Aviv, y el Premio Pnina Salzman por la mejor ejecución de música de cámara. Fue premiado además como el favorito del público.

Este afamado pianista debutó en el año 2013 en el Carnegie Hall en un concierto grabado para un álbum que se estrenó poco después.
Trifonov es autor de un concierto para piano en Mi bemol menor, que se estrenó en abril de 2014 con acompañamiento de la Orquesta del Instituto de Música de Cleveland, bajo la conducción de Joel Smirnoff.

Las fundaciones Sinfonía y Amigos del Teatro Nacional presentaron a este afamado pianista en la Sala Carlos Piantini en el año 2012, junto a los otros dos ganadores del concurso Tchaikovski.

Para que la familia melómana sinfónica dominicana tenga una antecesora visión de lo que disfrutará en la Sala Carlos Piantini de nuestro máximo escenario musical el próximo día 13, basta citar lo que escribió la legendaria pianista argentina Martha Argerich sobre Trifonov, al escucharlo tocar en la internet:

“Lo tiene todo y más. Lo que hace con las manos es técnicamente increíble, pero también su toque. Posee ternura y también ese elemento demoniaco. Nunca he escuchado nada parecido”.