DE SALUD Y OTRAS COSAS



Dominicosas…

 

Los seres humanos tienen la impresión de que el 31 de diciembre el mundo se va a terminar… y se divorcian o se casan; toman artículos a crédito (fiao) y formulan propósitos para el año próximo, mismos que nunca cumplen: rebajar, ahorrar y dejar algún hábito tóxico , entre otros.
2
Yo he analizado con mucha profundidad el hecho de que un “buzo” (oficio del que se dedica a buscar desperdicios con algún valor en los depósitos de desechos) encontrara casi dos millones de pesos en una funda (¿valija bancaria?), en un basurero.
Y no he llegado a otra conclusión de que este “es el país de las maravillas”.
3
El desafío de un sector de los funcionarios a su gobierno, que se negaron a cumplir con informar de forma transparente a la sociedad- (Cámara de Cuentas)- sobre sus bienes, retrata la flexibilidad gubernamental y el irrespeto al llamado del ministro de la Presidencia.
4
La distribución de cajas navideñas, juguetes, canastas, bonos y otras dádivas, crea un escenario de largas filas de “menesterosos”, que aguardan hasta 24 horas con la esperanza de resolver por un día carencias ancestrales. Siempre me ha resultado degradante esa práctica.
Estos gobiernos han sido efectivos en ofertar en los últimos años ayudas para comprar gas; para la educación; tarjetas para adquirir alimentos y varias ayudas más.
Con la eliminación del subsidio al gasoil y otros combustibles, sería bueno repensar estas millonarias ayudas sociales, incluida los comedores económicos, pues crean un circuito clientelar que fomenta el “dao”, el parasitismo y convierte el proselitismo político en clientelismo.
5
La encuesta PISA internacional nos coloca en un lugar bajo en el tema educación.
Creo que se ha sido injusto. Cuatro cosas deben señalarse: el programa Quisqueya Aprende Contigo; el 4% aplicado a la
educación; la gran cantidad de planteles nuevos con tandas extendidas con desayuno y almuerzo, y el programa de políticas públicas que pretende acudir en auxilio de los iletrados y que dirige Domingo Contreras.
6
Una encuesta reciente (Cabrera y col. Nov 2016), vuelve a colocar al presidente Danilo Medina en un lugar de preferencia e incluso se le sirve el caramelo de la re postulación. Se trata de un gobierno que recién cumplió 100 días.
Yo, en su caso haría dos cosas: no me referiría en absoluto a esos cantos de sirena y seguiría trabajando bien, cambiaría popularidad por acciones enérgicas para corregir entuertos, no importa, “caiga quien caiga”.
7
He seguido con atención el comportamiento de la llamada oposición política: sus fisuras, su comportamiento congresional, la ejecución presupuestaria de los ayuntamientos que les ha tocado y son decepcionantes.
8
Los partidos que no reúnen a sus organismos; que no aplican sus estatutos; los partidos que se dedican a hacer operaciones financieras de grupos; los partidos que no tienen escuelas activas de formación políticas; los que no renuevan sus directivos…
Los agrupamientos que no tienen misión, ni visión clara, ni objetivos definidos, están condenados a una disminución gradual de militantes; a diluir sus esencias en el inmediatismo; en la pérdida de impacto en el quehacer político de nación y en fin, a languidecen en la nostalgia pensando en “lo que fuimos” y de espaldas , a lo que queremos ser y sin programas concretos para saber hacia dónde van.