Carta de los Lectores

Derechos y covid-19

Derechos y covid-19

El gobierno ha dispuesto una serie de subsidios de emergencia a favor de los sectores más afectados. Lamentablemente las ayudas se han demostrado insuficientes y su distribución muchas veces se ha realizado según clientelismo partidocrático.

La pandemia ha tenido repercusiones impactantes sobre la economía, sobre todo en países pequeños como la República Dominicana, fuertemente dependientes de los mercados extranjeros y de las importaciones y turismo.

En el segundo trimestre de 2020 se ha registrado una aguda contracción en todos los sectores críticos, como turismo, construcción y minería. Se prevé que el PIB se contraiga un 4,3 por ciento en 2020 y que crezca por debajo de su potencial en 2021 y 2022.

El impacto de la pandemia ejerce una presión intensa sobre los ingresos y también sobre los gastos, aunque en 2021 una combinación de recuperación económica y mejoras en la eficiencia del gasto público deberían volver a encarrilar el déficit fiscal hacia una trayectoria sostenible.

Se prevé que la tasa de pobreza a nivel nacional subirá como mínimo 1,4 puntos porcentuales hasta el 14,2 por ciento en 2020, mientras que la clase media se reducirá en 2 puntos porcentuales hasta el 40 por ciento.

La pandemia de COVID-19 empujó a la RD a su primera recesión en casi 25 años. Desde marzo, se perdieron unos 40.000 puestos de trabajo, con repercusiones muy negativas sobre los hogares pobres y lostrabajadores informales. Para fines de mayo, la tasa de empleo había caído de 76 a 67 por ciento en términos interanuales.

La respuesta macrofinanciera del gobierno beneficiará al sector formal, pese a que la mayor parte del empleo sigue siendo informal.

Las cabecillas del narcotráfico en el contexto de la epidemia han aprovechado la difícil situación para tratar de buscar consenso entre la población. Han sido señaladas distribuciones de raciones de comida, pero a pesar de las denuncias, las autoridades no han hecho investigaciones y la prensa ha hablado de donaciones hechas por empresarios locales.

El estado de emergencia y el toque de queda por otro lado, han creado situaciones favorables a las violaciones de derechos humanos.

La institución principalmente responsable es la Policía Nacional, desde siempre acusada de ser violenta y represiva, que ha realizado miles de detenciones por violaciones al toque de queda.
Dr. Manuel María Mercedes

El Nacional