Dice turismo tiene auténtica recuperación



El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, afirmó que el efecto negativo que sufrió el turismo dominicano se ha ido revirtiendo al punto de que puede hablarse de una auténtica recuperación de este sector vital para la generación de divisas.

Sobre el mercado cambiario aseguró que está estable, destacándose que en lo que va de año la depreciación ha sido de apenas 1.5 %, “algo realmente poco significativo” y mucho más baja que la registrada en igual período del año pasado, cuando fue de 2.8 por ciento.

El gobernador del Banco Central habló tras recibir al presidente de la Asociación de Industrias (AIRD), Celso Juan Marranzini y a otros directivos de esa entidad, con quienes pasó balance al desempeño de la economía dominicana y a la actividad industrial del país, así como a la colocación sectorial de los recursos liberados del encaje legal.

En el encuentro, informó informo que el crecimiento de la economía en el primer semestre del año fue de 4.7 %, con una inflación interanual de sólo 0.92 % y una inflación acumulada en el periodo enero-junio de 1.17%.

Consideró estas cifras como un logro positivo, pese al entorno adverso internacional y a condiciones internas coyunturales que provocaron una ralentización en la producción y el consumo.

Añadió que se proyecta que la economía termine 2019 con un crecimiento entre 5.0 % y 5.5 %, lo cual nos ubicaría como la economía de mayor crecimiento de Latinoamérica, mientras la inflación cerraría el año por debajo del límite inferior de la meta del Programa Monetario de 4.0 % ± 1.0 %.

De su lado, Marranzini elogió las recientes medidas de flexibilización monetaria del Banco Central, calificándolas de muy necesarias y oportunas, por cuanto motivan a los sectores productivos y comerciales a llevar a cabo proyectos que inciden en una mayor dinamización de la economía.

Se recuerda que la Junta Monetaria aprobó una liberación de recursos del encaje legal de unos RD$ 34,365 millones, incluyendo préstamos interinos a la construcción, de los cuales las entidades financieras han colocado un 40.0 %, unos RD$ 13,641 millones, en sectores como la manufactura, el comercio, la agropecuaria, el consumo y las exportaciones.