Dinero marcado



Los detalles de la detención de un fiscal adjunto de Villa Altagracia por supuesto soborno indican que al funcionario lo estaban velando. La Procuraduría se aseguró de marcar el dinero que Isidro Pérez Poché habría recibido como soborno para liberar a unos supuestos cuatreros presos en la cárcel de Najayo.

Con el representante del Ministerio Público cayó un primer teniente de apellido Fortuna, a quien le habrían ocupado 18 mil de los 45 mil pesos que pagarían por su libertad  los supuestos ladrones de ganado.

Cualquier acción contra la corrupción será siempre importante y estimulará la confianza de la población en la lucha contra la impunidad.

Pero de la misma manera  que se procedió contra el fiscal y el teniente sospechosos de corrupción debe actuarse contra todos los servidores y exservidores públicos que hayan prevaricado o utilizaran en su provecho  recursos públicos. De esa forma no se vería que, como en el caso del fiscal adjunto de Villa Altagracia y el teniente de apellido Fortuna, la soga se ha roto por lo más delgado.