El buen padre

16_Opinión_29_1k,p01


Sin la deidad de la madre, el buen padre comparte la responsabilidad de forjar a la familia como núcleo de una anhelada sociedad garante de derechos, equidad y libertad, por lo que ese hombre funge como mentor y guardián, no solo de lo suyo sino también de la convivencia y sanidad colectiva.

Un buen padre se reputa como buen hijo, buen esposo, buen amigo, solidario, honesto, firme y comprensivo, que junto a su compañera dirige con sabiduría la barca familiar entre mares tormentosos hasta conducirla a puerto seguro.

Al festejarse hoy el Día del Padre, El Nacional se inclina reverente ante todos los hombres que ostentan con honor y decoro tan excelsa condición, al tiempo que formula votos para que amor, armonía, comprensión y tolerancia se aniden por siempre en todos los hogares dominicanos.