¿Qué Pasa?

El Museo del Ron y la Caña

El Museo del Ron y la Caña

La Zona Colonial de la cosmopólita ciudad de Santo Domingo cada vez más agrega elementos nuevos a su importante atractivo turístico y cultural. Ahora se ha creado el Museo del Ron y la Caña, ubicado en la calle Isabel La Católica, esquina Restauración.

En este espacio se pone de manifiesto la tradición licorera dominicana, la cual es exhibida a través de una amplia muestra de piezas representativas de las familias que en el país han tenido fábrica de ron.

Este museo es el primero en República Dominicana, y por tanto, busca marcar diferencia y ofrecer al visitante el conocimiento de cómo se creó esta tradición en la tierra productora de caña de azúcar.

Entre las piezas antiguas que adornan cada uno de sus espacios están: Cuayaya, pieza que se utilizaba para oprimir la caña y de esa manera extraer el jugo.

 También piezas y herramientas de tonelería, empleadas para reparar los toneles, un laboratorio antiguo, con el que se medía y pesaban los alcoholes; el histórico y célebre Folín, un embudo de manufactura que generalmente se usaba para rellenar las barricas con alcohol para envejecer.

El Museo del Ron y la Caña, busca resaltar las cosas buenas que en el área de la destilería tiene la República Dominicana, desee tiempos antiguos hasta los actuales momentos.

Es el único lugar que tendrá una colección de etiquetas de las familias que fueron roneras en el país, siendo una rica e interesante fuente de información sobre la historia del procesamiento del ron dominicano, además de que contará con una tienda de expendio para los interesados en comprar “souvenir” de regreso a sus naciones, o cualquier persona en una ocasión especial.

Pero también en este museo se puede apreciar las piezas que se utilizaban para el vaciado de barrica, el trapiche, caja de herramienta que fuera usada por el telonero don Andrés Olson, en San Pedro de Macorís y de la bodega de envejecimiento.

Conociendo más

El visitante tiene acceso a historias tan interesantes como lo es el conocer las familias roneras que tienen etiquetas en este lugar, como son: familia Cortez, familia Munné, familia Imbert Barrera, familia Jorge Blanco, familia Carrión, familia Morales y familia Flaquer, entre otras.

El museo contará además con un club para amantes del ron, complementado de toda su cultura.

Contará con bebidas formuladas y añejadas, para miembros del club, quienes les darán seguimiento a la maduración de sus barricas, personalizando esta bebida con su propia formulación y las mismas las podrá disponer en pequeñas barricas hechas especialmente para este propósito.

Este lugar, se ha logrado por el entusiasmo de su propietario José Alberto García.

El Nacional