Empresarios de EEUU empujan negocios en Cuba pese a embargo

Cuba U.S. Agriculture Coalition
Cuba U.S. Agriculture Coalition


LA HABANA, CUBA, (AP).- Empresarios y directivos del sector agrícola de Estados Unidos llegaron a Cuba para promover la compraventa de alimentos entre las dos naciones, uno de los pocos sectores con intercambio comercial efectivo a pesar de las sanciones estadounidenses.

“El sector de la agricultura de Estados Unidos está interesado en la posibilidad de poder exportar, en mejorar las condiciones regulatorias… pero también en la posibilidad de construir una relación más amplia y más normal en la que hay inversión y negocios compartidos”, dijo el jueves a periodistas Phil Peters, uno de los organizadores del viaje.

Las relaciones entre Cuba y los Estados tomaron aires de normalización en 2014 cuando el entonces presidente Barack Obama y su colega Raúl Castro anunciaron el reinicio de las relaciones diplomáticas, pero con el arribo del mandatario Donald Trump a la Casa Blanca las sanciones se recrudecieron, lo que hizo más difícil a los estadounidenses viajar a la isla y a los empresarios más complicado intentar negocios.

“De hecho el diálogo sobre agricultura ha seguido bajo la administración actual (de Trump)”, explicó Peters. “El memorando presidencial del presidente Trump hacia Cuba destaca en dos o tres instancias el tema de agricultura y las exportaciones a Cuba”.

Gracias a una enmienda en 2000 a las sanciones impuestas a la isla, Estados Unidos pudo vender a Cuba alimentos por valor de 260 millones de dólares en 2017, pero la cifra es una de las más bajas en esta década en comparación con los 450 millones de 2012.

Sin embargo, la isla sigue sin poder vender sus productos en Estados Unidos y no dispone de crédito para pagar por sus adquisiciones como parte del embargo impuesto por Washington en la década de los 60 y con el que busca presionar por cambios políticos en el modelo de La Habana que considera poco afín.

“Desde la perspectiva de los Estados Unidos y los productores creo que estamos más cerca los unos de los otros de lo que hemos estado en el pasado”, comentó, por su parte, Rick Crawford, congresista republicano por Arkansas y quien acompañó a la delegación norteamericana de una treintena de personas que comenzaron su encuentro con funcionarios y productores. La visita se extiende hasta el sábado.

Durante una conferencia de prensa posterior al inicio del encuentro, Crawford defendió la posibilidad de los empresarios de hacer negocios, mas allá de las diferencias políticas de ambos gobiernos.

Los participantes del viaje y la conferencia organizada por la Coalición Agrícola EEUU-Cuba tendrán encuentros con funcionarios de la isla y realizaran visitas a fincas y cooperativas de la nación caribeña.

“Nuestro país se encuentra en plena actualización de su modelo económico”, dijo durante la inauguración de la cita el viceministro de la Agricultura, José Miguel Rodríguez de Armas. “Que atañe a la agricultura como sector muy importante en el desarrollo de nuestro país”.

Cuba gasta unos 2.000 millones de dólares anuales en la compra de alimentos para satisfacer la cobertura de sus 11 millones de ciudadanos a los cuales se entrega cada mes raciones casi gratuitas de productos como pollo, arroz o leche.