Semana

¿Es posible “reelección” sin “repostulación”?

¿Es posible  “reelección” sin “repostulación”?

Los sustantivos reelección y repostulación guardan una íntima correspondencia en lo político, pues la primera depende en primer término de la segunda. En lo gramatical, los une la condición de dependientes del prefijo “re”, con el que se forman palabras que implican la repetición del sentido del vocablo original.

Nuestro artículo anterior se refería al grupo formado a partir del verbo “postular” (presentar candidato para un cargo) más la partícula “re”, de lo cual derivan “respostular” (verbo), “repostulación (sustantivo) y “repostulado” (adjetivo).

La 23ª edición del Diccionario de la lengua española no incluye este grupo de palabras, pero la necesidad comunicacional, impuesta por la práctica política, ha llevado a un uso cotidiano de estos términos.

La realidad política indica que quien no es postulado no puede alcanzar la posición electiva. Al final del mandato, el funcionario que aspira a seguir en un cargo electivo, deberá ser postulado de nuevo. En cada ocasión en que presente candidatura será postulado. Quizá por eso los académicos no le dan importancia a “repostular” y “repostulación”.

Quien se postula de nuevo puede ser rechazado o reelegido. El grupo formado con “elegir” más el prefijo “re”, sí ha contado con la bendición académica. Veamos:
Reelegir. 1. tr. Volver a elegir. (Se conjuga como pedir. Tiene un participio irregular: reelecto y su participio regular es reelegido).Es lo que dice el DEL.

Reelección, una palabra que tanta repercusión ha tenido en la vida de muchos pueblos del mundo, que ha sido responsable de sangre, lágrimas y otros pesares, lingüísticamente queda reducida a una definición de cinco palabras: f. Acción y efecto de reelegir.

Dicen que la política se nutre de realidades. La lengua, por igual, se desarrolla a partir de realidades. Es una realidad que los dominicanos, gracias al prefijo “re” empleamos el verbo “repostular”, así como “repostularse” (forma pronominal).
Es una realidad, en poACC, que quien quiera ser electo (elegido) deberá ser postulado. Quien aspire a repetir en el cargo será también postulado, pero si fuera electo de nuevo sería “reelecto” o “reelegido”. Parece que para llegar a estos participios, “repostulado” constituye un puente.

No puede haber “reelección” sin repetir la postulación. Un principio lingüístico importante se basa en la economía verbal. Repostular evita la forma “postular de nuevo” o “repetir la postulación”. Mientras tanto, en la norma lingüística de los dominicanos seguirá apareciendo el grupo formado por el verbo “postular” más el prefijo “re”.

Interiorismo. La nueva edición del Diccionario académico ha recogido la definición de Interiorismo, escuela literaria creada por el doctor Bruno Rosario Candelier.
Lo define así: “Movimiento literario fundado en la República Dominicana, que expresa el impacto de lo real en la conciencia, la dimensión metafísica de la experiencia y la belleza sutil con sentido trascendente”.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos