Actualidad

Explican forma PN resolvió muerte   hacendado y su hijo

Explican forma PN resolvió muerte   hacendado y su hijo

Los asesinatos del hacendado Plinio Miguel Morales Martínez, de 69 años, y de su hijo Job Morales Núñez, de 14, ocurridos el 26 de junio pasado, en Puerto Plata, fue aclarado por la Policía debido a un análisis de balística aplicado a una pistola  ocupada a un menor de edad y a un joven de 21 años.

Las pesquisas sobre el doble asesinato fueron realizadas por miembros de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) que lograron determinar que los hechos fueron planificados por  Juan Rolando López Núñez, hijastro del hacendado asesinado y hermanastro de Job Morales Núñez, el menor asesinado.

El motivo del doble asesinato fue quedarse con 400 mil dólares que Morales Martínez había recibido   en los Estados Unidos por un accidente, más una fortuna calculada en 13 millones de pesos que poseía en el país.

Los autores materiales del hecho fueron Joan Carlos Caraballo Adames y Raymundo de Jesús Sánchez (Raymundito) y un menor de edad, cuya identidad el Código del Menor prohíbe revelar.

Dijeron que López Núlez les prometió  35 mil pesos para cometer el doble asesinato el paraje Pata de Gallina, de la sección Palo Amarillo de Sabaneta de Yásica, Puerto Plata.

La Policía apresó el jueves al hijastro del hacendado asesinado y a otros tres hombres, incluyendo al menor de edad, quienes admitieron su participación en  los hechos.

Las investigaciones han determinado que el hijastro del asesinado Morales Martínez, pagó para que asesinaran al esposo de su madre, pero no a su medio hermano, pero que éste salió a  defender a su padre con una escopeta calibre 12 que fue recuperada.

El menor de edad detenido admitió  que disparó con una pistola calibre 9 milímetros contra Morales Martínez y su hijo Job Morales Núñez.

La Policía dijo que también es investigada la señora Ana Teresa Nuñez Bierd, esposa del hacendado asesinado y madre de Juan Rolando, para establecer si tiene alguna relación con los hechos.

Los investigadores establecieron que Juan Rolando contactó al menor para que cometiera un asalto en la casa y matara a su padrastro, no así a su hermano de madre.

 El menor a su vez   buscó a su amigo Caraballo Adames  para perpetrar la acción criminal.

Los homicidas  fueron llevados a la casa por De Jesús Sánchez Murray, alegando que debieron disparar también contra el hijo del señor Morales Martínez por que los atacó con una escopeta.

Caraballo Adames dijo que tras una discusión con Ana Teresa, esposa del hacendado, la mordió en un seno porque esta le reclamó que mató al niño.

La Policía informó que el caso se pudo solucionar luego de que una patrulla de la Policía Preventiva hirió de bala y apresó a Cándido Romero Gómez, de 21 años, y al menor de edad, tras ser mandados a detener por los agentes y estos respondieron realizándoles varios disparos, durante un hecho ocurrido en Moca.

En poder de este menor fue ocupada la pistola Browning, calibre 9 mm, con la numeración no legible y sin documentos, con un cargador y seis cápsulas. Al ser enviada a la Policía Científica y comparada su muestra balística con el doble crimen se determinó que arroja coincidencia en sus características individuales con los casquillos y proyectiles de diferencia en este asesinato.

A Romero Gómez le ocuparon la escopeta Winchester, calibre 12, que le fue quitada al menor.

El Nacional

Es la voz de los que no tienen voz y representa los intereses de aquellos que aportan y trabajan por edificar una gran nación