El desorden

Parece ser el criterio que reina entre los habitantes de Santo Domingo, donde importantes vías están llenas de tarantines, improvisadas carpas  y mercados de víveres y flores, como lo muestra la imagen tomada esta mañana en la calle Delmonte
y Tejada, en la zona conocida como el Pequeño Haití, en San Carlos. El caos inició hace años con la
toma de las aceras  y se ha extendido a las calles.

Publicidad