Lilas 

1_Actualidad_21_5,p01

Apenas varios meses después de que varias instituciones públicas y privadas anunciaron que habían liberado al río Ozama de cientos de toneladas de lilas y residuos sólidos, durante un proceso de saneamiento en el que se invirtieron  60 millones de pesos, en algunas áreas  se observa ahora una densa alfombra de lilas que lo cubre de orilla a orilla, lo que evidencia del alto grado de contaminación en ese río.

Publicidad