Indigentes convierten los espacios públicos del Gran Santo Domingo en dormitorios, lo que demuestra la falta de una política social hacia esos seres humanos

FOTO JORGE GONZÁLEZ

FOTO JORGE GONZÁLEZ


Otras galerias: