FUTBOL SOLO FUTBOL



Jorge Rolando Bauger en el Santiago Bernabeu

Números sagrados en el fútbol mundial

El número que identifica la excelencia, llegó a
su más notable mentor Pele, de manera fortuita

 

En el fascinante mundo del deporte, los números que identifican a las grandes estrellas son prácticamente sagrados.

En el béisbol, por ejemplo, el numero 21 es sinónimo de Sammy Sosa, en el baloncesto el 23 representa la figura de Michael Jordan y en el fútbol, el número diez simboliza la mítica figura del Rey Pele y también la del controversial Diego Armando Maradona.

Los seres humanos siempre se las ingeniaron para crear sistemas numéricos, pero ni los egipcios, ni los griegos, ni los romanos y mucho menos los mayas, se imaginaron que los números remplazarían a los nombres y hasta definirían posiciones en el terreno de juego.

Hay quienes le atribuyen el origen de los números en las camisetas al fútbol australiano, mientras otros afirman que fueron los americanos. Lo cierto es que los números aparecieron en Inglaterra en la final de la FA Cup del año 1933 que disputaron Arsenal y el Sheffield Wednesday. El equipo de Londres estuvo identificado del 1 al 11, mientras que su rival del 12 al 22.

La Football Association hizo obligatorio el uso de los números a partir de la temporada 1938/39, pero el advenimiento de la Guerra Mundial pospuso la medida que comenzó a implementarse en 1945.
El primer Mundial en el que los jugadores lucieron números en sus camisetas fue el de Brasil 1950.
El *DIEZ* fortuito

Aunque ustedes no lo crean, el número diez que identifica la excelencia, llego a su más notable mentor Pele, de manera fortuita.

Previo al Mundial de Suecia en 1958, la dirigencia del fútbol brasileño envió a la FIFA el listado de sus jugadores, pero omitió señalar los números de las camisetas que iban a utilizar. Como -en ese entonces- la comunicación transatlántica era difícil, un delegado de FIFA distribuyó los números a los jugadores brasileños de manera aleatoria. Tal fue así que el portero Gilmar usó en número 3 y a Pelé, el destino y el olvido de los dirigentes brasileños le tenía reservado el número diez.

Aunque Diego Armando Maradona debutó con la selección argentina utilizando el número 19, su bien ganada fama estuvo
y está asociada al diez.

El 14 al azar

En los años setenta, el equipo del Ajax de Ámsterdam (Holanda) revolucionó el mundo del fútbol y Johan Cruyff era la gran figura.

La historia registró que antes de un partido oficial, un compañero de equipo no encontró su camiseta, por lo que Cruyff le cedió la suya y después buscó otra para usar. El azar, el destino o los dioses del fútbol, pusieron en manos de Cruyff la número 14. Como ganaron ese partido, Cruyff siguió jugando con el número 14 que, a partir de entonces lo identificó a nivel mundial.

Cuando Cruyff jugó con el Barcelona, debido a que la normativa solo permitía la numeración del 1 al 11, volvió a jugar con la 9.

El uso de algunos números por parte de futbolistas famosos es tan variado como sorprendente. Gianluigi Buffon, por ejemplo, cuando jugaba con el Parma, utilizó el número 88, pero como los grupos neonazis lo asociaron al saludo nazi, *Heil Hitler*, dado que utilizaba la octava letra del alfabeto, Buffon optó por dejar de usarlo.

Lo que sucedió con Iván Zamorano, el goleador chileno es único. En el Inter de Milán, Zamorano, durante dos temporadas usó la camiseta nueve, pero al llegar Baggio al equipo, el número 10 que usaba Ronaldo pasó a las espaldas de Roberto Baggio y el brasileño tomó la número 9 que usaba Zamorano. La jerarquía futbolística se impuso.

Solución a la compleja situacion…? El entonces presidente Massimo Moratti creó una camiseta con el número 1 seguido del signo más y el número 8.