Gonzalo Castillo dice Palco de prensa estaría listo para fines de noviembre



El ingeniero Gonzalo Castillo, ministro de Obras Públicas, anunció esta mañana que el Palco de Prensa del estadio Quisqueya estaría listo para fines de noviembre o principio de diciembre si las inclemencias del tiempo lo permiten.
El ingeniero Castillo dijo que, de acuerdo al cronograma de trabajo, se tiene previsto que el palco de prensa del estadio Quisqueya esté listo al concluir el mes de noviembre, pero aclaró que hay amenaza de lluvias y que eso podría retrasar los trabajos que realiza el ingeniero Ramón Gómez, bajo la supervisión del Ministerio de Obras Públicas.

Gonzalo dio seguridad de que se labora con prontitud.

Aclaró que cuando se originó el fuego en el palco de prensa del estadio del ensanche La Fe, no se podía trabajar, “pues se estaba jugando béisbol”.
Manifestó que al concluir el torneo hubo que hacer una evaluación general para ver los daños que ocasionó el incendio.

El ministro de Obras Públicas sostuvo que al continuar con los procedimientos había que realizar los planos para los nuevos trabajos que se harían en la instalación.
Además el protocolo existente de que los planos y presupuesto tienen que ser aprobados por varias instancias del Gobierno.

Danilo Medina

Gonzalo reveló que el presidente Danilo Medina está muy interesado en que se concluyan los trabajos y “me llama cada 15 días para indagar como marcha la obra que se realiza en el Palco de Prensa y otras edificaciones que también están siendo acondicionadas por el Ministerio de Obras Públicas, bajo la supervisión del ingeniero Ramón Pepín, viceministro de ese organismo y el propio Gonzalo Castillo.

El alto funcionario gubernamental dio amplias explicaciones y logró convencer a los periodistas de los diferentes medios de comunicación, de todo el proceso que hay que realizar para iniciar o remodelar una obra, “que ahora tendrá mayores comodidades, más amplias y confortables.
Gonzalo prosigue

El ministro de Obras Públicas expresó que desde que se iniciaron los trabajos de reconstrucción de la nueva área de transmisión encima del Gran Stand, “Se ha estado laborando de manera continua los siete días de la semana, y aparte del Séptimo Cielo, también hemos estado realizando labores de limpieza, señalización, bacheo, además de que será habilitado un parqueo en la parte trasera del estadio Quisqueya Juan Marichal”.

Gonzalo explicó que el nuevo Séptimo Cielo, ubicado sobre el techo del Grand Stand y que alberga los espacios para hacer posible las transmisiones de los juegos de béisbol profesional, dispone ahora un área de 781.58 metros cuadrados, debido a que le fueron anexados 275.84.

“Se le hicieron trabajos de ampliación de cabinas de transmisión de 3.0 a 3.10 metros, con todos los recursos técnicos de última generación, ampliación de palcos de prensa con capacidad para 40 usuarios con asientos especiales para redacción y anotación del juego”, precisó.

La remozada área consta de un estand general o salón principal más amplio, moderno y mayor espacio vertical, cuarto de data para cada equipo por separado, una cafetería con espacio para comensales aislados de las áreas de trabajo, así como un almacén-depósito.

Agregó que se construyeron baños más amplios con dos inodoros y tres lavamanos para las damas así como dos inodoros, cinco orinales y cuatro lavamanos para caballeros, y en ambos casos con acceso para minusválidos, tomando en cuenta que la anterior estructura disponía de un baño para damas y uno para caballeros.

UN APUNTE

Vitelio Mejía

El presidente de la Liga Dominicana de Béisbol agradeció el apoyo recibido por el Presidente Danilo Medina para que los trabajos del palco de prensa puedan realizarse efectivamente, también valoró el respaldo de los ministros Gonzalo Castillo, Danilo Díaz, así como a la prensa deportiva y demás personas involucradas.

Aseguró que está confiado en la ardua labor que realizan los ingenieros para que la prensa deportiva nacional pueda tener un espacio digno y sobre todo que cumpla con los más altos estándares para que puedan llevar a cabo su labor diaria.