Ketel Marte y otros que sorprenden con su poder



Estamos a 18 de junio y Ketel Marte tiene 20 jonrones.

No sé si esa es la estadística más alocada en una temporada llena de locuras; aunque ciertamente se trata de una de esas cifras que salta a la vista, como si fuera una pintura de Jackson Pollock. Marte mantiene ritmo para terminar la temporada con 44 jonrones, después de haber iniciado el año con 22 cuadrangulares de por vida en 1,399 turnos al bate. Hablamos de un jonrón por cada 63.6 turnos al bate. En 2019, conecta cuadrangular cada 14.5 turnos. Ese es el promedio de por vida de Sammy Sosa y es mejor que los promedios de Manny Ramírez, Mickey Mantle y Ken Griffey Jr.

Marte ascendió a Las Mayores en 2015 como un campocorto conocido primero por su velocidad a quien los Seattle Mariners percibían como su primer bate del futuro.

En sus dos campañas con Seattle, conectó tres jonrones en un total de 656 oportunidades, aproximadamente en una temporada competa de tiempo de juego y cuando su disciplina al plato deterioró en su segunda temporada y confrontó dificultades a la defensiva, los Mariners lo incluyeron como su segunda pieza junto a Taijuan Walker en el canje que llevó a Jean Segura y a Mitch Haniger a Seattle.

Ese fue el primer cambio importante hecho por Mike Hazen como gerente general en Arizona y si bien Walker aportó a que los Arizona Diamondbacks clasificaran al comodín en 2017 antes de sufrir una lesión de codo en la pasada temporada, la insurgencia de Marte hace que el negocio se vea mucho mejor para Hazen de lo que parecía en las dos temporadas anteriores.

El bateador ambidiestro de 25 años ha trabajado en su físico antes delgado para agregar masa muscular y fuerza. Mostró signos de poder potencial con 14 jonrones en 2018; sin embargo, nadie podía haber vaticinado esta clase de explosión ofensiva.

“Los resultados están igualando su potencial”, comentó el manager de los Diamondbacks, Torey Lovullo, al diario Arizona Republic. “Dinámico, emocionante. Esas son las palabras que puedo usar.

Él es un pelotero maduro hoy en día, comparado a cuando lo conocí… Ha madurado en una forma en la cual siente que es uno de los principales jugadores y eso es evidente con solo verle. A pesar de ello, se mantiene humilde y jamás expresaría semejante cosa”.