Llaman a RD superar trampas desarrollo



República Dominicana, así como otros países de América Latina y el Caribe, tiene el gran reto de derrotar cuatro trampas vitales del desarrollo económico, que son la productividad, vulnerabilidad social, institucional y la medio ambiental, de acuerdo con los expertos Sebastián Nietro Parra, Juan Vázquez y Valeria Jordán al comentar el Informe sobre las Perspectivas Económicas de América Latina y el Caribe 2019.

De acuerdo a esos especialistas, las naciones ubicadas en esa área han aumentado su nivel de ingresos en las últimas décadas.

Sin embargo, dicen que esos países enfrentan retos que perduran y otros nuevos que han aparecido –precisamente- como resultado del avance hacia mayores niveles de renta.

Nietro Parra, Vázquez y Jordán, hicieron una síntesis del informe realizado por el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que fue analizado en las jornadas que realizaron el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, junto a la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD.

El informe expresa que la trampa de la productividad registra niveles persistentemente bajos en todos los sectores, debido a una estructura de exportación concentrada en el sector primario, extractivo y de bajo grado de sofisticación.

De acuerdo con sus pareceres, esa situación debilita la participación de la región en las cadenas globales de valor y dificulta un mayor crecimiento de la productividad.

Con respecto a la vulnerabilidad social, precisan que la mayoría de quienes escaparon de la pobreza en América Latina y el Caribe, forman parte de una creciente clase media vulnerable (40 por ciento de la población).

Significan que esa clase se enfrenta a un círculo vicioso de empleos de mala calidad, protección social deficiente e ingreso volátil que la deja en condición vulnerable y la pone en riesgo de volver a caer en la pobreza.

Afirman que –a pesar de los avances logrados en los últimos años- el área institucional no ha podido responder a las crecientes demandas de los ciudadanos.