Logros económicos y política exterior 2018



Crecimiento de 7.1%, inflación 1.3%, comunicación 11%, construcción 10.6%, zonas francas 9.1%, salud 8.8%, comercio 8.5%, servicios financieros 7.9%, agropecuaria 6.5%, almacenamiento 6.5%, manufactura 6%. Energía y agua 5.7%, hoteles, bares y restaurantes 5.6%, son los guarismos indicativos de la economía criolla, conforme experticio de nuestro Banco Central, divulgados el 28 de diciembre reciente, con cero indicio de inocente mariposa.

Precisa añadir para completar el orondo ciclo, US$3,500 millones de inversión foránea, estabilidad del signo monetario, 10,334 nuevas empresas, de un total de 80 mil, de las que 20 mil aún permanecen inactivas, 100% abastecimiento en arroz, habichuelas, pollos, cerdo, aguacates, yuca, batata, guineos, plátanos, gama de productos que ampliados consume el turismo por encima de los RD$100 mil millones, generación por el sector privado del 87% del PIB. Cuatro millones de turistas reportaron US$7 mil millones, US$6 mil millones de remesas.

Recuperación absoluta y definitiva de 362 millones de metros cuadrados de Bahía de las Águilas, conforme sentencia definitiva de la Suprema Corte de Justicia, pregonada el 29 de diciembre reciente por el influyente ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo Franco, consecuencias de valiosas diligencias de la finada doctora Carmen Josefina Lora Iglesias, la referencial e inolvidable Piky Lora, en sus atribuciones como Directora de Catastro, que siguió su hija abogada Laura Acosta Lora, con una vocación turística fabulosa que transformara la miseria y el olvido ancestrales de la provincia Pedernales.

Las recaudaciones fiscales treparon a RD$601 mil millones, demostración evidente de eficiencia y honestidad en Aduanas y DGII. El déficit de Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos se situó en US$ 1,136 millones al cerrar 2018.

Todo ese repertorio de logros económicos dependerá su prolongación en este estrenado 2019 conforme a los vaivenes de la economía planetaria, fundamentalmente del curso de los precios del petróleo WTI, que es nuestro referencial, siguiendo las premisas de los gurúes de Lehman Brothers, Goldman Sachs y Banco Mundial.

Esas previsiones son secundadas en nuestro país por los economistas Eduardo García Michel, Lowell Fernández Wipple, Antonio Ciriaco e Invahoe Ng Cortiñas, en relación al comportamiento externo de la economía, siguiendo la curvatura del barril de petróleo que culminó el 2018 en US$44.61 dólares, confiando en la firme celeridad de extracción de Arabia Saudita, y la lenta ralentización del comportamiento económico planetario exigiendo menos petróleo.

Ese impresionante flujo de riqueza presenta un cuestionamiento reiterado por diversos sectores, sector privado, economistas, partidocracia, Iglesia Católica, censurando la alegre y acelerada política irresponsable de endeudamiento que significa un peligroso 48.9% del PIB que representan US$42,378 millones comprometiendo a varias futuras generaciones y que se imputa a condenables intenciones reeleccionistas inconclusas del presidente Danilo Medina, un baldón y escarnio para su reputación histórica y para el Partido de la Liberación Dominicana.

El acápite de política exterior exhibió una dinámica innovadora y agresiva que condujo el canciller Miguel Vargas conforme al diseño del presidente Medina, comenzando por la ruptura de 70 años de relaciones con China Nacionalista de Taiwán por la China Continental Comunista el primero de mayo, suponiendo una oronda lonja de negocios, oportunidades e infraestructuras en el paquete, principalmente una red ferroviaria que desde hace una veintena de años dispone de su completo proyecto de factibilidad el ingeniero Fortunato Canaán Fernández, contactado por los pupilos de Xi Jin-ping.

En esa imbricación novedosa, nuestro Canciller estrechó diestra con Xi y con el nuevo zar de Rusia, Vladimir Putin, dos de los tres líderes más poderosos del planeta que lidera el presidente Donald Trump con la primera potencia militar, científica y económica, la más formidable de la historia.

Nuestro Canciller agotó una extenuante jornada que lo condujo a estrenar relaciones con Turquía, Antigua y Barbuda, Senegal, Sao Tomé y Príncipe, Níger, Burundi y Túnez gestionándose avanzadas relaciones con Nigeria, Vietnam y Líbano, visitas oficiales a Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile, Panamá, Bélgica, Guatemala, Belice, España, Kuwait, Emiratos Árabes, Marruecos, Italia, Reino Unido, Estados Unidos y Puerto Rico.

Nunca en nuestras relaciones internacionales un Canciller hizo tanto por tantos en tan poco tiempo.
En el centro de la política exterior del presidente Medina pende las relaciones nunca concluidas con el incordioso vecino, formalizando un TLC para el control económico fronterizo, regularización de la incontrolada inmigración, y la construcción del auténtico y correcto muro financiero fronterizo, conforme propicia la nueva oligarquía santiaguense de José Clase, Miguel Estrella, Fernando Capellán y Félix García Castellanos, apuntalada por Franklyn Báez Brugal en su artículo del 27 de diciembre en Hoy.

Jornada impresionante descrita por el embajador de Política Exterior de nuestra Cancillería, Luis González, en su columna de Listín de diciembre 24 reciente, a quien nuestro Canciller no debe subutilizar, sino importantizar.

La política con Reino Unido y su posesión de Bahamas debe regularizarse en relación a pescadores dominicanos que incursionan en sus aguas territoriales, 180 presos este año, y Can por su preservación y acrecentamiento!

¡Vade in pace, pero alerta, presidente Medina!