Madrigal estuvo cerca de claudicar basket distrital



SAN PEDRO DE MACORIS. Cuando Eliezer Madrigal fue traído a la Capital para que “probara suerte” en el basketbol superior del Distrito Nacional, su misión era no defraudar a la persona que lo motivo.
Y por poco Madrigal no logra su objetivo, tras regresar rápidamente a su Macorís del Mar, intimado por la rudeza y rudeza de los jugadores capitalinos contra los “campesinos”, como dijo les llamaban los basloncestista nativos de la capital dominicana.

La versión fue contada por Madrigal, el domingo cuando fue exaltado a la inmortalidad del deporte de San Pedro de Macorís.

Contó que fue motivado y recomendado por Felipe Payano, jugador del Club San Lázaro, pero no para probar suerte con la tropa lazareña, sino con San Carlos.

“Volví de inmediato, temeroso por la manera como los jugadores de la capital nos trataban en las prácticas. Su lema era que había que machacar a los campesinos y por eso nos trataban con tanta rudeza, lo que me hizo volver a San Pedro rápidamente”.

Declaró que Sergio Abreu y Evaristo Pérez viajaron entonces a San Pedro, y que después de convencerlo, tuvieron que luchar para conseguir el permiso de su madre, que finalmente se los dio, y así Madrigal pudo construir una carrera de estelar en la capital, apoyado en un certero lance de larga distancia que lo convirtió en el mejor de la historia.

Fue un fino tirador de larga distancia que ayudó a San Carlos a ganar de sus 11 títulos en el baloncesto Superior del Distrito Nacional y de los más certeros tripleros que ha conocido el basket dominicano.

Descolló formando pareja con otro certero canastero de larga distancia, el santiaguense Mauricio Espinal. Eliezer fue clave en los títulos ganados por San Carlos entre 1987 y 1989. Logro un cuatro cetro como pieza vital del Club Los Prados, en 1994.

Madrigal, quien con sus 260 triples anotados, ocupa el tercer lugar entre los mayores totales en el basket distrital, encabeza la lista al encestar el 39,7 por ciento de sus intentos.

Tatis lo ve un reto

Uno de los principales exaltados el domingo fue Fernando Tatis, quien durante unas emotivas palabras reafirmó el compromiso que tiene seguir aportando al crecimiento deportivo de San Pedro de Macorís.
Acompañado por su esposa María, como edecán, Tatis, dijo que la inmortalidad lo hace feliz, contento y honrado.

Agredeció a las Estrellas, desde los propietarios hasta la gerencia, por darle la oportunidad de demostrar que podía conducirlos a la corona. Tatis llevó al equipo a ganar su primera corona en 50 años, tras hacerlo por última vez en la temporada de 1967-68.

UN APUNTE

Adalberto -Babo- Díaz

Formó parte de la selección a partir de 1971, año en que participó en la Serie Mundial Amateur y concluyó con un promedio de bateo por encima de .400. Fue líder en bateo con .456 y en triples en la Serie de la Amistad de Barquisimeto, Venezuela, en 1971.