Marco Ferrari sólo sabe trabajar el arte



Marco Ferrari es más que un italiano, que  casado con una mujer cubana, tras haber caminado por  continentes y regiones, se radicó en la Ciudad Colonial. Es casado con una mujer cubana y tiene una hija casi adolescente.

Este hombre es pintor, escultor, heladero, licorista, dibujante y vitralista.

Se le encuentra en la calle Arzobispo Portes  número 114, (frente al Teatro Guloya), donde ofrece toda una galería de arte producida por él, además de helados . Ha comenzado a producir licores en base a las mismas frutas dominicanas que registrará para que los turistas puedan contar con un producto dominicano. Tiene pasión por el abanico de frutas dominicanas, con las cuales elabora helados naturales.

Origen

 Nacido en  He nacido en Viareggio ( Toscana ) Italia en 1953 da padres pasteleros reposteros, estudió s artes plásticas. Su madre le  estimuló  las artes.

Se hizol hiperrealista y luego estudió  química. y procesos artísticos de creación  con piedra de  Carrara. También ha creado un método para vitrales mucho más resistentes que de ordinario.

“Entiendo que muchos dominicanos no conocen la amplia y rica variedad de frutas que pare esta tierra, y que estamos rescatando en forma de helados naturales”. En la actualidad  vive en la Zona Colonial de la capinta, hace esculturas, elabora helados de frutas naturales y  tiene una sed permanente de aprender más de la cultura dominicana.

 Como pintor se ha especializado en retratos pero disfruta profundamente captar a lápiz la belleza de los monumentos coloniales, en obras con una terminación que sorprende.

Igualmente pinta la belleza de la mujer del Caribe. Ferrari parece ser un recurso humano de alta calificación artistica e industrial que no ha sido captado por quienes puedan aprovechar su potencial.