OMC advierte sobre una guerra comercial



Ginebra. EFE. La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha comenzado, al menos en el plano político, alimentando una incertidumbre que podría tener efectos nefastos en la economía y el comercio mundiales y que hace que cualquier pronóstico sobre su evolución sea muy incierto, advirtió hoy la OMC.

“Políticamente debemos estar viendo su inicio (de la guerra comercial) y eso es exactamente lo que he pedido a los miembros (de la OMC) que intenten evitar”, tuvo que reconocer el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el brasileño Roberto Azevêdo, en una rueda de prensa.

Enfatizó, sin embargo, que “técnicamente” esa situación todavía no es una realidad, puesto que ciertas medidas restrictivas anunciadas por Estados Unidos -y que afectan en particular a China- todavía no han empezado a aplicarse.

Azevêdo efectuó estos comentarios en la presentación a la prensa del informe anual de la OMC sobre las perspectivas comerciales mundiales, que pronostica un 4,4 % de crecimiento del comercio mundial para este año, tres décimas menos que en 2017.

Esa evolución se moderará relativamente en 2019 para situarse en torno al 4 %, por debajo de la media de 4,8 % registrado desde los años noventa, pero claramente por encima de la media del 3 % del periodo posterior a la crisis financiera y económica que se declaró en 2008.

El comercio internacional de mercancías tocó fondo en 2016, año en que su crecimiento apenas alcanzó el 1,8 %, pero desde entonces la recuperación ha sido sostenida.

Sin embargo, el informe de la OMC reconoce que todos los pronósticos son “sumamente inciertos” debido a que la incertidumbre ha ganado terreno, no sólo por la guerra comercial en ciernes, sino también porque las tensiones geopolíticas se han disparado.

“A nosotros, como organización, nos preocupa el resultado final de esta situación. Si vemos un aumento de las tensiones y de amenazas aquí y allí, es probable que la volatilidad de los mercados se acentúe”, sostuvo Azevêdo.

La imposibilidad de hacer predicciones serias -agregó- desalentará las inversiones, lo que ha su vez tendrá un impacto negativo en el crecimiento económico y la creación de empleo.

UN APUNTE

Aranceles

La incipiente guerra comercial fue lanzada por EEUU con su anunció de una subida de los aranceles al aluminio y el acero, en un 10 % y 25 %, respectivamente, al que siguió una medida similar que afectará a 1.300 productos de China.