Orto-escritura

aaaaa


Segar, sesgar y cegar.-

Esta columna ha sido persistente en la exploración de las palabras parónimas, ya que por su parecido en la pronunciación o en la escritura pueden generar dudas en algunos hablantes, sobre todo al escribirlas. Recordarán ustedes los ejemplos de cesión (de ceder), sesión (reunión), sección (parte de algo).

Las voces parecidas a tratar esta vez son verbos: segar, sesgar y cegar.

Segar. Procede del latín secare ‘cortar’. El Diccionario de la lengua española, publicación oficial de las academias, le atribuye las siguientes acepciones: 1. tr. Cortar mieses o hierba con la hoz, la guadaña o cualquier máquina a propósito. 2. tr. Cortar de cualquier manera, y especialmente lo que sobresale o está más alto. Segar la cabeza, el cuello. 3. tr. Cortar, interrumpir algo de forma violenta y brusca.

Este verbo se conjuga como acertar, de modo que es de irregularidad vocálica en algunas personas y tiempos: acierto (siego), aciertas (siegas) acertamos (segamos), acierte (siegue).

De segar deriva el adjetivo /segador, ra/, que se dice de una máquina usada para segar. También se usa como sustantivo para referirse a la persona que siega. Pero el sustantivo por excelencia es /siega/. La acción y efecto de segar. 2. f. Tiempo en que se siega. 3. f. Conjunto de mieses segadas. Es sinónimo de cosecha: “De la siega a la siembra / Se vive en la taberna” (J.M. Serrat).

Sesgar. También del latín. Lo que dice el Diccionario académico: 1. tr. Cortar o partir algo en sesgo. 2. tr. Torcer algo a un lado. 3. tr. Atravesar algo hacia un lado.

No es voz de uso común, más bien del sector intelectual. A algunos sorprenderá que la palabra /sesgo/, derivada de sesgar, la cual conocemos mayormente en su función de sustantivo, aparece en el Diccionario primero como adjetivo equivalente a torcido, cortado o situado oblicuamente. De modo que podría decirse: Tiene la mirada sesga. Pero no…me niego.

Como sustantivo, sesgo es igual que oblicuidad o torcimiento de una cosa hacia un lado, o en el corte, o en la situación, o en el movimiento.5. m. Corte o medio término que se toma en los negocios dudosos.6. m. Curso o rumbo que toma un negocio.

El adjetivo /sesgado, da/ sí que entra en el referente de muchos, sobre todo de sociólogos, sicólogos y afines. Es palabra equivalente a oblicuo (que se desvía de la horizontal o vertical), desviado, tendencioso.

Cegar. Significa quitar la vista a alguien. Dicho de una luz repentina e intensa: Dejar momentáneamente ciego a alguien. Turbar la razón, ofuscar el entendimiento a alguien: Lo cegó la pasión.

Un detalle importante está en la cuarta acepción que aparece en el Diccionario: 4. tr. Cerrar o macizar algo que antes estaba hueco o abierto. Cegar una puerta, un pozo, una cañería. U. t. c. prnl.
5. tr. Impedir, obstaculizar con broza, piedras u otros estorbos el tránsito por un conducto, una vereda u otro paso estrecho. 6. tr. Disminuir el calado de un canal, puerto o rada por los acarreos de arenas, tierra o limo, hasta quedar impracticable para la navegación.

En estas últimas acepciones, el verbo cegar se aproxima a su étimo latino “caecare” (cecare).

Aspiro a que esta breve exposición contribuya a evitar dudas y vacilaciones al momento de emplear los verbos segar (recoger arroz o cortar yerba), sesgar (cortar en forma oblicua) y cegar (quitar la vista a alguien).

Hasta el próximo domingo.