Patrullas PN matan   2 eran perseguidos



Un prófugo apodado El Morocho, perseguido por intentar asesinar a un teniente y a un sargento de la Policía en Los Alcarrizos, y otro conocido como Gato Malo, que había escapado de una cárcel, fueron abatidos a tiros el viernes en Cotuí y Samaná por patrullas que los perseguían.

Los muertos son Bladimir Cedeño Gil (El Morocho), de 23 años, y Denny Peña Morillo (Gato Malo), quienes fueron ultima

dos por dos patrullas que los buscaban en Cotuí y Samaná, informó el cuerpo del orden.

Cedeño Gil falleció a causa de heridas de arma de fuego cuando recibía atenciones en la sala de emergencia del hospital Inmaculada Concepción, de Cotuí.

La Policía informó que El Morocho fue herido por los integrantes de una patrulla que intentó  apresarlo en el paraje La Lechosa, de la comunidad de Sambrana, en Cotuí, cuando atacó a tiros a los agentes.

El joven portaba una escopeta calibre 12 con tres cartuchos y una pistola calibre nueve milímetros con la marca y numeración limadas, con las cuales enfrentó a los agentes que trataban de apresarlo.

También  le fue ocupado el automóvil Lancia, placa A226008, rojo vino,  en el cual huyó desde Los Alcarrizos hacia Cotuí la noche del pasado sábado 27 cuando intentó asesinar al segundo teniente John Archy Medina Gómez y al sargento Ramón Heredia Antigua, de la Dirección Antinarcóticos del cuerpo del orden.

La agresión a los agentes se produjo cuando una patrulla antidrogas de la Policía llegó a un punto de venta y distribución de drogas que operaba Cedeño Gil detrás de un supermercado de Los Alcarrizos.

El oficial y el sargento resultaron heridos de perdigones en la cara y fueron afectados en los ojos, según se informó.

Mientras que Denny Peña Morillo (Gato Malo) fue abatido la tarde del viernes en el barrio El Hospital, en Las Terrenas, quien era buscado por la Policía por haber escapado de la cárcel de Samaná.

Gato Malo falleció cuando recibía atenciones médicas en un centro de salud, a consecuencia de heridas de bala en distintas partes del cuerpo, ocasionadas por agentes del orden que repelieron una agresión a tiros.

El joven portaba una pistola Tanfoglio, calibre nueve milímetros, serie 211628, con la cual atacó a tiros a los agentes actuantes, que se presentaron a la calle principal del referido sector, ante una denuncia del señor Jorge Luis Sarante, de 31 años.

Sarante dijo que el joven lo había golpeado con un arma de fuego en un intento de asalto al ver que no  tenía dinero.

La institución del orden precisó que Gato Malo era perseguido en atención a la orden de arresto número 270-2012, emitida por un tribunal competente de la referida jurisdicción.

El informe preliminar del caso, dado a conocer por los agentes actuantes, refiere que Gato Malo al notar la presencia policial trató de escapar y penetró una vivienda desde la cual la emprendió a tiros en su contra.

Agregan que fue en esa circunstancia fue que repelieron la agresión y le causaron las heridas que le produjeron la muerte.

La Policía agregó que Peña Morillo (Gato Malo) figura en los archivos de la institución.