Página Dos

PRIMERA FILA

PRIMERA FILA

Una de las ocupantes del avión  desaparecido desde el lunes tendría que desembolsar 16 mil dólares por la travesía irregular que la llevaría desde el aeropuerto Cibao a la isla Mayaguana, próximo a Las Bahamas. El suceso que tanta consternación ha causado pone de manifiesto que los dramáticos viajes ilegales no sólo son en yolas repletas de ilusos y desesperados, sino en aviones. Ha trascendido que la aeronave desaparecida con 12 personas a bordo realizaba un vuelo pirata y que hacía dos semanas había sufrido desperfectos mecánicos. Si es así, la complicidad salta a la vista. El piloto Adrian Jiménez, que tenía la licencia cancelada, se amparaba en un permiso como estudiante. Pero según el presidente de la Asociación Dominicana de Pilotos, Pedro Domínguez, el conductor de la aeronave no estaba habilitado para transportar pasajeros. La investigación en torno a la aparente tragedia tendrá que dilucidar muchas interrogantes.

 

 

El Nacional

Es la voz de los que no tienen voz y representa los intereses de aquellos que aportan y trabajan por edificar una gran nación