Página Dos

PRIMERA FILA

PRIMERA FILA

La gestión del gobernador del Banco Central en torno a un acuerdo del Gobierno de Danilo Medina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) envía más de una señal. En primer lugar, su inminente confirmación en el cargo, pues de otra manera hubiera estado siquiera acompañado en su misión de integrantes del equipo del equipo del presidente electo; y, en segundo, que Medina reconoce la necesidad del pacto, con todo y que no se ha determinado su naturaleza, para sanear la economía. Se da por descontado que de no ser con la anuencia del presidente electo Valdez Albizu  no  hubiera tomado la comprometedora decisión. En principio se ha dado cuenta de un acuerdo precautorio, pero diferentes sectores se inclinan por uno stand by, que es más riguroso, aunque también proporciona recursos a tasas más blandas. Valdez Albizu había viajado a la sede del FMI en Washington para coordinador una reunión regional que se celebrará a finales de este mes en el país. Pero sin duda que el presidente electo le encomendó la misión en cuanto al pacto.

El Nacional

Es la voz de los que no tienen voz y representa los intereses de aquellos que aportan y trabajan por edificar una gran nación