Opinión

PUNTOS… Y PICAS

PUNTOS… Y PICAS

POR: Carlos Manuel Estrella
[email protected]

 

Apogeo del “sicariato”

 

 

La novedad delictiva se nutre de modalidad importada preocupante que ni siquiera está tipificada en legislación local y que alcanza niveles alarmantes con casos fuera de su ambiente original, negocios de narcotráfico y lavado de activos, para tocar ámbitos políticos y profesionales.

El “sicariato” como se ha dado en llamar al asesinato por encargo, derivado del sicario ejecutor de macabra negociación criminal, es una realidad cotidiana en el país que merece respuesta condigna de las autoridades y del sistema de represión y persecución penal a delincuentes.

En los últimos 55 años se recuerda el caso de las hermanas Mirabal y su chofer acompañante (1960) víctimas de sicarios del dictador Trujillo, crimen de naturaleza política, como también el asesinato de Orlando Martínez (1975) en los fatídicos Doce Años de Balaguer.

Muerte muy preocupante y considerada por encargo fue la del bancocambista Héctor Méndez (1985) y más reciente los asesinatos derivados de red Figueroa Agosto contra el coronel José Amado González (2009), un mes después Omar Antigua Polanco y luego Rubén Soto Hayet (2010).

Estos últimos son modus operandi del narcotráfico y lavado de activos, reservados a esas mafias como mensaje y advertencia de reglas no escritas en el bajo mundo, pero los que se convierten en casi rutina en el país abarcan también a otros ámbitos y amenazan con extenderse a pasión, negocios y política.

El caso Miguelina Llaverías (2005) con su correlato preocupante de la trama contra Jordi Veras (2010) es sintomático y debió ser hace tiempo el disparo de alarma para que autoridades y sociedad enfrenten el sicariato con otras respuestas legislativas, judiciales y políticas represivas del Estado. El asesinato pagado del regidor Renato de Jesús Castillo (PLD-Bayaguana) y acusación como autor intelectual al alcalde Nelson Osvaldo Sosa por Ministerio Público y Policía, es gota que rebosa la copa.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos