Semana

Putin postula un gran poder y mundo tripolar

Putin postula un gran poder y mundo tripolar

La guerra dispuesta contra Ucrania por el zar de Rusia del siglo XXI, Vladimir Putin, se inscribe en las vertientes del Derzhaunest (Gran Poder), de unificar todas las Rusias, concretizado por el zar Pedro I Alexéievich, Pedro el Grande, gobernando Rusia (1682-1725), extensivo crear nuevo mundo tripolar, sustituyendo al caduco y desfasado unipolar, liderado por Estados Unidos.

Supera el episodio mediático mediante el cual, Putin, que junto al presidente de China, Xi Jinping, resultan los dos líderes más trascendentes del mundo actual, apalancado por inteligencia y visión de futuro impresionantes, usando el correcto pretexto de impedir que Occidente estrangule a Rusia, para reivindicar dos propósitos de enorme composición y proyección de un nuevo statu quo planetario.

La estulticia de un valetudinario presidente Joe Biden, en primer término, sus paisanos no debieron auparlo al poder no solo por su edad, sino por su quebranto de alzheimer, lo señalan como el único gran responsable, por irresponsable y carente de visión política, de todas las desgracias derivadas de una guerra, en la cual Ucrania resulta con la mayor cuota de sufrimientos en muertos, destrucción infraestructuras, y más de dos millones de refugiados.

Desconcertante que la sociedad estadounidense escogiera conducir su destino a un presidente con todas las fallas de salud descritas, muy similar a RD, que padecimos a un gobernante analfabeto Gaspar Polanco Borbón, ciego Joaquín Balaguer, bizco Danilo Medina, y el oprobio del más corrupto de todos.

Un presidente Donald Trump, el único presidente que no gestó una guerra y acabó con las de Afganistán e Iraq, con absoluta certeza esquivaría una guerra con Ucrania, pactando con Putin, evitando EE. UU. con la más alta inflación desde 1989 de un 9%, y a la aldea global de carestías, y enorme trastorno económico.

Rusia no apunta misiles a EE. UU. desde su territorio noroeste próximo a Alaska, contrario a EE. UU. que usa de títeres Unión Europea, limítrofes con Rusia, saturados de misiles apuntando a Rusia, con OTAN de sombrilla imperialista.

Un cerco de misiles y político que el presidente Biden planeaba asfixiara Rusia, sin percibir enfrentar a un auténtico y cojonudo zar, y su estrategia regional y global de hacer sentir a Rusia como la potencia económica y nuclear que es, finiquitar el cerco, y estrenar la política de un mundo planetario tripolar.

Son esos apelativos que endosan a Putin lo correcto en su actitud de invadir a Ucrania, paso previo a concretizar su segunda expuesta ponencia.

Con su miope política frente a Putin, el presidente Biden auspicia el tándem Moscú-Pekín, apalancado por la potencia nuclear que es Rusia, igual en capacidad destructiva de EE. UU., y China, primera surgiente potencia económica primera del mundo, que es China, quien más vende, con reservas en dólares superior a EE.UU., disponiendo deuda astronómica de EE.UU.

Es concretizando ese tándem que Putin alardea, avalado con históricos fundamentos lógicos, que Rusia es capaz de afianzar la autarquía, disponer recursos no requerir de nadie, complementando estratégica y correcta alianza con el presidente Xi, contradiciendo agoreros y manipulados pronósticos del pasado 10 de febrero del FMI, criatura del imperio, de bancarrota de Rusia.

El 10 de marzo, informe noticioso difundía alta inflación ahoga consumidor EE.UU., IPC interanual 7,9%, no registrado desde 1982 que fue de 8,26%, cumpliendo pronósticos economistas apuntaban precisamente 7,9%, avaladas por Deutsche Bank.

La gasolina en EE. UU. alcanzó precio histórico el pasado ocho de marzo de US$4,173 galón, superando record de US$4,114 galón en 2008, sin Biden conseguir aplicar reservas a urgente contingencia, decantándose por procurarla con su rival venezolano Nicolás Maduro, actualizando, nueva vez, que los países no tienen amigos, solo socios, postulado del Trucutú Theodore Roosevelt.

El 9 de marzo, Putin prohibió exportar materias primas, aduciendo “garantizar seguridad Federación Rusa y funcionamiento ininterrumpido industria”, endosando a Biden responsabilidad suministrar gas a Unión Europea, y depender de Biden ausencia gas ruso, determinando cuál país es garante real, permanente y crucial intereses UE, compelida procurar con Biden mercados producción hortalizas y frutas.

Vladimir Putin asume la antorcha del Derzhaunset, original de su ídolo y mentor, el zar Pedro El Grande, de una Rusia unificada y poderosa, nuclear, y la tesis tripolar de una humanidad más armónica y consensuada.

pedro i de rusia
Putin postula un gran poder y mundo tripolar 2

Pedro I Alexéievich, Pedro el Grande.

Por: UBI RIVAS
ubirivas30@gmail.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos