Página Dos

Radar

Radar

El expresidente Hipólito Mejía ha ratificado que la mezquindad no forma parte de su ejercicio político. Con la espontaneidad que lo caracteriza reconoció que el presidente Danilo Medina ha despertado esperanzas en el campo con las medidas que ha anunciado.

Pero de esa misma manera ha defendido la conducta del ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, frente a denuncias de que una empresa de su propiedad fue favorecida con permisos de importación de alimentos a través del DR-Cafta.

En tanto Peralta reclamó una investigación, Hipólito lo definió como un empresario honrado, con más de 20 años dedicado a la importación de alimentos, sin prestarse jamás , ni él ni su padre, de quien dijo  es un hombre muy serio,  a una vagabundería. Ahora que es funcionario público tiene menos necesidad.

El exgobernante tendrá sus defectos, pero es obvio que la mezquindad no es uno de ellos. Si reconoce que Medina ha llevado esperanza al campo es porque lo cree y no por otra cosa. Es bien sabido que Hipólito es un hombre que conoce el sector agropecuario. Y por conocer a ese sector tiene tanto peso la apología que hizo de la familia Peralta para negar los supuestos privilegios a una empresa del ministro Administrativo.

El Nacional

Es la voz de los que no tienen voz y representa los intereses de aquellos que aportan y trabajan por edificar una gran nación