Rafael de la Maza Lara, héroe anónimo del 30 de mayo



En los últimos meses de 1960, Antonio de la Maza Vásquez cursó una acostumbrada visita en Manzanillo a su primo Rafael de la Maza Lara, superintendente de puerto de la Grenada Company, cuando viajaba periódicamente a Restauración, confiándole estar involucrado en un proyecto magnicida para ajusticiar al generalísimo Rafael Leónidas Trujillo, instándole abandonar el país para salvar su vida.
Rafael obtemperó la instancia de su primo, y le dijo que a su regreso de Restauración, donde Antonio usufructuaba un aserradero en tierras del Estado cedidas por el jefe, pasara por su casa para entregarle la escopeta suya Remington, calibre 12, de cinco cartuchos, copia de la licencia que endosó, y que resultó ser el arma con la cual, recortada y acondicionada con municiones de acero de apreciable calibre, modificaron Miguel Ángel Bissié y Manuel de Ovin Filpo, Antonio hizo el disparo mortal al amo del país que le impactó en el hombro izquierdo.

El resto es historia sabida, reseñada por biógrafos del jefe, Robert Crasweller, Fernando Infante, José Miguel Soto Jiménez en Malfiní, y Euclides Gutiérrez Félix en Trujillo: Monarca sin corona, la más completa, versada y desapasionada.

Rafael de la Maza solicitó a la Grenada, subsidiaria de la United Fruit de Boston, Massachusetts, traslado, que le fue concedido a Tela, Honduras, salvando su vida, residiendo a sus 94 años en Estados Unidos.
¿Quién es Rafael de la Maza Lara?.

Nació en Moca, La Villa Heroica llamada así por hijos suyos ajusticiar a los tiranos Ulises Heureaux y Rafael Leónidas Trujillo, y por eso, cada vez que se producen situaciones conflictivas que apuntan insuperables, no pocos evocamos un par de mocanos para superar los atascos republicanos.

La fecha de su nacimiento octubre 31 de 1924, hijo de los esposos Rafael de la Maza y Auristela Lara, cursando primaria en su ciudad natal, y en 1937 su madre viuda, decidió trasladarse a residir en Nueva York con sus hijos Argentina, Indiana, Emilia, Colombina, Auristela y Rafael, su único varón.

Los hermanos De la Maza Lara confrontaron las naturales dificultades para el acoplamiento o “aplatanamiento” “en la ciudad que no duerme” por la barrera idiomática, decidiendo Rafael enrolarse en el Army, que su madre opuso, siendo rechazado por ser menor de edad, 17 años, pero se valió del ciudadano boricua Rafael Lebrón, que le facilitó documentación de su país con la edad reglamentaria, siendo admitido en 1942 en el Navy, enviado a Minneapolis, Minnessotta a entrenamiento, y luego a Seattle, con ordenes de reportarse al acorazado USS New Jersey, asignado a la batería de cañón.

Debutó en la II Guerra Mundial en operaciones en las islas Marshall, recibiendo el acorazado impacto en la batalla, enviado a reparaciones en Seattle, permaneciendo en servicio seis años.

El capitán del USS New Jersey logró tramitar la documentación correspondiente para el cambio de nombre de De la Maza, siendo descargado de servicio honorablemente en 1948.

En 1949 contrajo nupcias en Nueva York con la damita Alma Josefina Santana Rivas, mi prima hermana, hija del exiliado antitrujillista José Santana, oriundo de Licey al Medio, y esposa Camelia Rivas Nouel, mi tía, procreando a Rafael (Sonny), Laura y Raymond.

En 1949 solicitó una posición en la Unitet Fruit, enrolándolo en su nómina y enviándolo a Tela, Honduras, como superintendente de puerto, y al siguiente año 1950 trasladado a Manzanillo, Puerto Libertador, con la misma posición, sustituyendo en el puesto a don Juan Ricardo, hermano de doña Bienvenida Ricardo, segunda esposa de Trujillo, a quien le compra la famosa escopeta del tiranicidio.

Don Juan Ricardo fue el padre de Jaime Ricardo Socías, cuñado de Manolo Tavárez Justo, esposo de Ángela Tavárez Justo, pereciendo ambos en la guerrilla de Las Manaclas del 16 de diciembre de 1963 opuesta al Triunvirato corrupto y criminal que derrocó al presidente Juan Bosch, que presidió Donald Reid Cabral.

Rafael de la Maza insistió en varias ocasiones al mayor general ERD Antonio Imbert Barrera donar la histórica escopeta al Museo de la Resistencia Anti Trujillista, sin conseguir su propósito, que endosa a la viuda del magnicida, doña Giralda Busto, y a su hijo, mayor general PN ® Antonio Imbert Tessón.