Rafael Quezada será sepultado en New Jersey



La muerte, el pasado sábado, de Rafael Quezada, trompetista y director de la agrupación Los Vecinos que lideraba su hermana Milly Quezada, ha dejado un profundo pesar en el ambiente artístico dominicano, donde era considerado uno de los músicos, productores y arreglistas más reputado.

En lo personal destacaba su bonhomía en una industria donde los egos son difíciles de frenar en la vorágine que traen consigo la fama y la popularidad.

Fue director musical de Los Vecinos hasta diciembre de 1995 y de Milly Quezada & Orquesta de 1997 hasta la fecha.
En los últimos cinco años estuvo batallando con una serie de retos de salud que lo llevaron a retirarse de los escenarios por espacio de dos años para tratarse un cáncer de próstata, aunque seguía dirigiendo desde su hogar las diversas actividades de su hermana, Milly Quezada, con el apoyo del equipo de trabajo que encabeza Pedro Núñez del Risco y su Road Manager Josefina Frómeta de Núñez.

A raíz de una metástasis el maestro Quezada se sometió a un agresivo tratamiento quimioterapéutico que desafortunadamente le ocasionaron complicaciones a su ya comprometido cuadro clínico y que posiblemente le provocara la derrota en su batalla contra el cáncer.

Rafael dio sus primeros pasos en el arte en la Academia Villa Francisca, del Distrito Nacional, junto a su hermana Milly.
En junio de 1965 la familia decidió trasladase a Nueva York, donde echó raíces.

En 1969, en Washington Heights, Rafelito, como le llamaban sus más cercanos, conoció a unos amigos ecuatorianos que lo invitaron a formar parte de un grupo como organista. Tiempo después creó su propio grupo donde tocaba la guitarra y luego otro pequeño grupo llamado Los Vecinos, que para entonces tenía como nombre “Los Neighbors”.

Esta agrupación estaba integrada por su hermano Martín Quezada, Vicente Guzmán, Milly y Rafael Vásquez, quien tiempo después se convertiría en esposo de ésta y manager de la agrupación.

Es con Los Vecinos que Rafael comienza a tocar la trompeta abriendo un abanico más amplio de ritmos para el repertorio del grupo, entre estos americanos y latinos. En los años 70 decidió ampliar la plantilla musical para dar el salto como orquesta, incluyendo una segunda trompeta, saxofones y una percusión que complementaba los ritmos de salsa y merengue.

Preparados para grabar las primeras canciones de la agrupación Rafael Vásquez, figura clave para su consolidación, se encargó de buscar el estudio de grabación en New York y Rafelito se encargó de hacer los arreglos del primer disco: “Esta es Milly con Los Vecinos”. El primer tema del álbum, titulado Tú sabes, de Elías Tussaint, e interpretado por la cantante, fue el éxito que le abrió las puertas de la industria musical.

Tú sabes se convirtió en la punta de lanza para que Rafael se dedicara a arreglar las canciones y a tocar la trompeta para la orquesta.

Sus primeros arreglos pertenecen hoy al cancionero popular dominicano: Pa’Dominicana, Aunque me cueste la vida, Angelitos negros, La que me robó tu amor, Si volviera, cantado por Jocelyn; seguidos de Mundo vagabundo, Volvió Juanita, La guacherna, Tengo, Yo tengo un negro, Quiero, Llegó Navidad, Lo tengo todo, entre muchos otros.

A Rafael Quezada le sobreviven su esposa Betty Díaz, con quien estuvo casado 46 años; sus hijos Carolina, Susana y Andrés y sus nietos, los mellizos Jacob y Nehemías y Sarah. También sus hermanos Milly, Jocelyn y Martín Quezada Borbón.

UN APUNTE

Mañana

Los restos de Rafelito serán velados mañana martes, de 5:00 de la tarde a 9:00 de la noche, en Riewert’s Funeral Home, de la 187 South Washington, Bergenfield, New Jersey 07621 y sepultado el próximo miércoles en el cementerio de New Jersey.