Rinden homenaje a primer director de la Coraasan



Nicolás Batlle, al centro, con funcionarios de Coraasan, luego del desvelizamiento de una tarja con su nombre.
Nicolás Batlle, al centro, con funcionarios de Coraasan, luego del desvelizamiento de una tarja con su nombre.

SANTIAGO. Con un reconocimiento a quien fuera su primer director, la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan) bautizó con el nombre de Nicolás Batlle, el edificio administrativo de esta institución, ubicado en el sector Nibaje.
Con el develizamiento el lunes de una placa donde hace contar el nombre del edificio, CORAASAN da cumplimiento a la resolución emitida por el consejo de directores, que preside Juan Mera, y propuesta por el director general, Silvio Durán.
Durán expresó que Batlle es merecedor de ese reconocimiento porque es el fundador de CORAASAN y contribuyó con la creación de la Ley Orgánica 582 de la misma. Además es el impulsor de la construcción del acueducto y maestro de casi todos los técnicos que lo operan.
Nicolás Batlle ingresó al acueducto de Santiago en 1972 como integrante de la supervisión por parte del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) en la ampliación del acueducto durante el período 1972-1975, siendo nombrado por el síndico de entonces, Hucho Álvarez Bogaert, como director del mismo, siendo una dependencia del ayuntamiento.
Su participación durante la ampliación del acueducto y luego su trabajo como director desde el ayuntamiento, hizo que lo nombraran por decreto presidencial como el primer director general de CORAASAN cuando esta fue creada en 1977, puesto que ocupó hasta 1983.
De 1986-1989 a ocupó nuevamente la Dirección general y culminó ocupando la presidencia del Consejo de directores en el período 1995-1996.