Siempre con la verdad



RAMON RODRIGUEZ

Ley de deportes: Un reto
Ya lo escribí y lo reitero: me gusta lo que está pasando en el Comité Olímpico Dominicano. Las últimas medidas adoptadas por ese alto organismo que buscan unificar algunas federaciones y ordenar otras de acuerdo a los esquemas internacionales, indican que Luis Mejia Oviedo está decidido a poner la casa en orden y a elevar el prestigio de esa entidad en términos institucionales. No sabemos si lo hace para que las fuerzas vivas del deporte nacional le soliciten que termine su mandato en el 2022 como mandan los estatutos vigentes o si es para entregar la casa bien ordenada a su vicepresidente, Antonio Acosta, Colin, con quien se afirma hizo un pacto verbal para entregarle en el 2020. Lo innegable es, que Colin está muy optimista y se mantiene al acecho con sus seguidores. Igual actitud de vigilancia ha asumido José Manuel Ramos, quien se ha mantenido trabajando y sumando cada día más federaciones a su proyecto a la presidencia del COD. Esta vez, con más serenidad de espíritu, más experiencia y rodeado de algunos asesores que aunque no se les ve, están ahí haciendo su trabajo.

Bajo este panorama olímpico, el ministro de deportes: Danilo Díaz, está en el deber, si quiere ser gratamente recordado en su paso por ese Ministerio, de poner en vigencia la aplicación de una nueva ley de deportes que actualice la promulgada 356-05 del 30 de agosto. Es al amigo Danilo, como encargado de aplicar las políticas públicas del Estado dominicano, a quien le corresponde hacer cumplir una ley que garantice: orden, justicia, transparencia, respeto, equidad y garantía de que no seremos un hazmerreír en términos jurídicos a niveles internacionales.
Es bochornoso que miembros federados permanezcan 20, 25 y hasta 30 años en esas instituciones. El mismo Comité Olímpico debe tener un límite en sus posiciones. Todas estas regularizaciones se logran con una ley de deportes que responda a nuestras necesidades. Le digo al amigo ministro lo que a diario le susurran algunos de sus sus colaboradores: el mejor aporte que puede hacer su gestión, es dejar en vigencia una nueva ley de deportes funcional. Como decía Don Emilio Castelar: ”Es preferible a que nos falte el aire, pero jamás el orden.
Le corresponde a Luisín Mejía como presidente del COD, así como a Antonio Acosta, Colin y a José Manuel Ramos, quienes aspiran al dirigir el olimpismo nacional, dar todo el respaldo a esta iniciativa de darnos una reformada Ley de Deportes. Manos a la obra, amigo ministro. Usted tiene todo el apoyo.