Simmons: primer juego, primer triple

s Harris


Brett Brown dijo que esta temporada veríamos a Ben Simmons jugando en la esquina. Tal afirmación, acumulando en su carrera un 0 de 17 en triples, provocó cierta sorna pese a que el jugador de Philadelphia había estado trabajando de forma específica su lanzamiento de tres puntos en verano. Pues bien, no sabemos hasta qué punto será efectivo durante la regular season, pero en pretemporada ha dejado claro que algo ha cambiado. Primer partido y primer triple.

Los 76ers se veían las caras en su casa con los Guangzhou Long-Lions para disputar el primer amistoso de preparación. Simmons, como siempre, estaba demostrando sus cualidades para mover el balón, correr y atacar el aro.

Sin embargo, el momento realmente emocionante –así lo hicieron ve sus compañeros– llegó cuando en la última posesión del segundo cuarto se quedó la bola para concluir tal posesión con un triple limpio sobre la bocina desde más de ocho metros. Un nuevo Simmons ha llegado. He aquí la prueba.

¿Y ahora qué? Hablamos de un chico de 23 años que ya es All-Star y que el curso pasado promedió 16,9 puntos, 8,8 rebotes, 7,7 asistencias y 1,4 robos sin meter un triple; es decir, toda esa producción llegó mientras las defensas ya se esperaban que hiciera eso. El ejemplo más notable llegó en playoffs, cuando los Toronto Raptors le daban dos o tres metros de distancia al entender que no existía amenaza exterior.