TE ENTERASTE



Brayelin Martínez tiene toda la estampa de que será una superestrella del voleibol internacional. La jovencita del seleccionado nacional femenino de voleibol, volvió a demostrar sus grandes cualidades. Los expertos internacionales y nacionales que asistieron al pabellón Eleoncio Mercedes, de La Romana, escenario del Premundial, valoraron positivamente la actuación de Brayelin. Consideraron que la muchacha sigue en ascenso y se afirma que muy pronto la podremos ver fajada con las mejores del mundo.

Remates fuertes

399
Los remates de Brayelin se dejaron sentir en La Romana y siempre rompió el bloqueo de sus contrarias. Conversé con el hermano Roosevelt Comarazamy, un especialista en voleibol y el compadre Manolito Jiménez, quien también conoce el juego y ambos coincidieron en que Brayelín Martínez tiene todas las condiciones para brillar en los campeonatos mundiales, los Juegos Centoamericanos y los Juegos Panamericanos. “Ella es disciplinada, aguerrida, es valiente, le gusta entrenar y se lleva de consejos”, me comentó uno de los técnicos del seleccionado nacional.

En el Premundial

 

En el Premundial que concluyó el domingo y en el que el sexteto de la República Dominicana ganó invicto, Brayelin volvió a sobresalir con 6 puntos frente a Guadalupe, en el primer partido. En el segundo, contra El Salvador, terminó con 9.
En las dos últimas jornadas frente a Nicaragua cristalizó en el penúltimo choque 15 y en el choque por el título de campeón, marcó 6. Brayelin remató, bloqueó, realizó buenos servicios, defendió y motivó a sus compañeras con los “cañonazos” que disparaba cuando le subían la bola.

Marcos Kwiek

El capacitado y reputado técnico Marcos Kwiek tiene en una alta valoración de Brayelin Martínez por su desempeño.
La jovencita de 17 años de edad está siendo bien llevada por los dirigentes del proyecto de voleibol que encabeza el trabajador Cristóbal Marte.

Los entrenadores saben el potencial que existe en el país con Brayelin Martínez y por eso la están cuidando como una tacita de oro. Los dirigentes de la federación y del proyecto de voleibol deben ofrecer todo el respaldo a Brayelin, pues todos estamos seguros que será una superestrella.
Hasta mañana, si Dios quiere, dominicanos