Toques



Edi Medina, medalla de oro
La disposición para el servicio a la sociedad es una condición privilegiada de algunos individuos. Hablamos del servicio como entrega generosa que no busca recompensa.

Todos de algún modo prestamos un servicio en el área de conocimiento que manejamos, y por ello esperamos sueldos u honorarios. No pretendemos desmeritar el servicio que por el que se recibe paga, digno es el trabajador de su salario.

Sí queremos destacarla labor que va más de lo ordinario y que es realizada por personas que no se conforman con la práctica habitual de un trabajo, sino que son inspirados por una mística que los lleva a dar más. Más de su tiempo, más de su inteligencia e incluso más de sus recursos.

A propósito de los recién finalizados XIV Juegos Deportivos Nacionales 2018 es de justicia reconocer estas condiciones en el señor Edi Medina, presidente del Comité Organizador del gran evento.

Medina dejó su empresa de diseño y confección de pantalones (Opal Jeans), casi por dos años para estar todos los días en los trabajos concernientes a la organización de los Juegos.

La realización de un trabajo demanda, por lo común, la aplicación de ciencia, o también el uso de estrategias y prácticas laborales que conllevan destreza en el manejo de determinadas herramientas.

Pero hay tareas humanas que además de los elementos antes citados, requieren fuerzas espirituales, sentimiento y hasta pasión. Un hombre cuyos deseos no van más allá de cumplir unos deberes cotidianos no puede emprender acciones por mandato del sentimiento.

Medina tiene responsabilidades propias de un hombre de negocios y de familia. Cuando se le propuso ser designado como presidente del comité organizador de los XIV Juegos Deportivos Nacionales Hermanas Mirabal 2018, debió pensarlo dos veces.

Era consciente del reto que sindicabasimilar encargo. Él mismo declaró que en su debate interior y cuando las dudas lo asaltaban para la toma de la decisión, fue iluminado por un pensamiento del profesor profesor Juan Bosch.

“Los Hombres sirven a su pueblo sin esperar de ellos siquiera gratitud, porque una madre no tiene que agradecerle al hijo, lo que este haga por ella’‘. Ese fue el dicho de Bosch.Y Medina echó mano a la obra.
También pesó su condición de nativo de las Guasumas, provincia Hermanas Mirabal.

Esa presidencia lo llevó a varios viajes al exterior, reuniones semanales, desplazamientos por el país, en fin, un trabajo arduo que exigió prudencia, dedicación y firmeza de carácter. TOQUES otorga a Edi Medina, una medalla de oro.

TOQUECITOS…Con esta entrega concluimos los reportes especiales de los XIV Juegos Deportivos Nacionales y dentro de unos meses prestos para iniciar los trabajos de la edición que corresponde a la región Valdesia..Despedí con mucho “cariño al Año Viejo 2018… Como siempre, también les dije adiós a esa moza inquieta, festiva y cruel que llamamos Navidad, y le estoy dando todavía la bienvenida al nuevo 2019, al que me envió el viejo 2018, “sin dinero en los bolsillos, menos en el Banco y con las tarjetas de crédito pidiendo auxilio”… Aún así, con mucho ánimo y amor les deseo a todos mis amigos lectores bendiciones, prosperidad y sobre todo salud.