Un libro revela el infierno que viven los jóvenes futbolistas en Argentina

Foto Muy Interesante
Foto Muy Interesante


Meresman Buenos Aires, (EFE).- Abusos sexuales, robos, desarraigo, adicciones, pobreza, hambre, frío y hacinamiento son solo algunas de las muchas cosas que sufrieron en los últimos 20 años los chicos que vivieron en la pensión de Independiente y que salieron a la luz gracias a un libro recientemente publicado en Argentina.

Francisco ‘Panqui’ Molina y su hermano Pedro Molina, periodistas e hinchas de Independiente, uno de los equipos más importantes del país, retrataron en “Alerta Rojo.

¿A quién le importan las inferiores?” lo que vivieron y sufrieron las jóvenes promesas del club de la provincia de Buenos Aires. Pese al crudo relato, los autores aseguraron a Efe que las “condiciones de vida” de estos chicos “mejoraron” y dejaron de ser “inhumanas” hace unos pocos años.

Independiente, campeón de la Sudamericana de 2017 y máximo ganador de títulos internacionales junto a Boca Juniors (18), incluyendo siete Copas Libertadores, tuvo solo dos ventas importantes en los últimos 15 años- las de Sergio Agüero y Ezequiel Barco. “Son dos oasis en medio del desierto.

Es difícil de explicar, cada tanto aparecen chicos que por sus muy buenas características o incluso por su fortaleza mental son capaces de sobreponerse a esas situaciones”, dijo Pedro Molina. En el libro, hay testimonios desgarradores de quienes vivieron o trabajaron en la pensión en los últimos 20 años. En 2012 la pensión albergaba a 82 chicos cuando la capacidad máxima era de 55. Algunos dormían en colchones en el piso.

La droga, la violencia, los robos y los barras bravas (ultras) estaban presentes o al acecho y muchos chicos le ocultaban estas cosas a sus padres por temor a que los sacaran del club. Los entrevistados para el libro hablan de condiciones “indignas”, que el lugar donde dormían estaba “devastado” y que no había seguridad ni comida suficiente, entre muchas otras cuestiones. Gabriel Milito, Jorge Griffa y Claudio Vivas son solo algunos de los hombres importantes del fútbol que intentaron hacer que Independiente tuviese una pensión y unas inferiores acordes a su importancia. Ninguno lo logró. “Principalmente, por falta de tiempo.

Había un proyecto que salía de la cabeza de Milito, los jugadores estaban muy contentos, pero no tenía el apoyo ni el respaldo institucional. Independiente soñaba con ser el Barcelona, pero lo que pasaba en Primera y en la dirigencia era totalmente diferente y adverso”, explicó Pedro Molina. Además, en 2014 una chica, que tenía una relación con un juvenil de Independiente (ahora figura del equipo, Martín Benítez), denunció a otro juvenil, Alexis Zárate, de violarla mientras dormía junto a Benítez en la casa de Zárate, donde también se encontraba otro juvenil, Nicolás Pérez.