Violinista en el Tejado más allá de un gran musical

http://img1.elnacional.com.do/image/article/15/209x400/0/0575D9CE-86D8-4186-B536-57A18CDF237F.jpeg


El sollozo y las lágrimas  de Nuryn Sanlley junto a un Kenny Grullón que estrenó su llanto mal contenido en el final del musical El Violinista del Tejado, sellaron una noche que marca una referencia escénica para la historia del teatro dominicano.

Para Nuryn y Kenny, esas lágrimas que pugnaban por salir presionadas por la importancia de ese momento en sus vidas, acabando de realizar los dos roles protagónicos de un espectáculo  impecable que ya puso a pensar a los cronistas en las nominaciones del Premio Casandra del 2009.

El éxito principal del espectáculo, que inicia sus funciones mañana jueves, es la pasión. Y a esta pasión se agregan  la entrega, la visión y el trabajo de un  Guillermo Cordero que se guía por metas muy altas para la escena. Cordero acaba de establecer una nueva referencia para los musicales realizados en el país. Reunió un conjunto de talentos de renombre, logró convencer a un gran patrocinador como es Orange Music, incorporó  a artistas que están en los inicios o el desarrollo de una un montaje con unas características y alturas en su calidad como El Violinista en Desde anoche, la escena histórica dominicana tiene una de sus prendas.

Técnicamente El Violinista en el Tejado es una joya trabajada con esmero, capacidad y amor. Destacan el vestuario  de Clara Viñas, sobre todo los de los personajes principales y en la fantasmagórica escena del sueño y los muertos y muertas.

La escenografía, a cargo de Mónica Ferrera y Lucía Landrade se transforma en un sostén valioso para contar la historia de Tevye, (el campesino judío que es hilo conductor de la historia), hasta el punto de integrarse como un personaje vivo, gracias al acertado y ágil movimiento de grandes masas escenográfica en sentido circular y lateral. omentario aparte reclama el aporte de la orquesta dirigida por el maestro Dante Cucurullo y particularmente la interpretación de Igor Vasilejevic (El Violinista en el Tejado). El marco musical ofrecido por esta agrupación musical  constituye una carta de triunfo que se aporta a este hito histórico artístico dominicano. En lo actoral, Kenny Grullón logra la mejor actuación de su vida, con una entrega a su responabilidad de dar vida a Tevye, aportando voz, una expresión corporal  ya graciosa, ya dramática. De ahí sus lágrimas verdaderas con el aplauso final.

Nuryn, pese a lo largo de su trayectoria, sigue siendo estrella en ascenso. Es una artista de la escena no siempre apreciada en toda su calidad. ¿Cómo pudo Guillermo Cordero incluir en este musical a figuras de la talla de este elenco y baste mencionar a Ivonne Aza, consagradísima artista del bell canto? Fue su confianza en sí mismo, su actitud de creador, su temperamento firme y su disponibilidad para hacer posible cualquier sueño. Dejar de ver El Violinista en el Tejado  puede ser una falla muy grave en la agenda de quienes están en condiciones de disfrutar de un espectáculo que pauta la historia del arte en el país.

Talentos relevos tocan a la puerta

Junto a figuras establecidas como Ivonne Haza, Iván García, Elvira Taveras, Jorge Santiago, Miriam Bello, Patricia Ascuasiati Igmar Despradel, Yamilé Sheker, Enrique Chao, Iván García y Gracielina Olivero, este Violinista en el Tejado ha permitido disfrutar  figuras emergentes en la gran escena tuvieron la oportunidad de mostrar cuánto pueden entregar en un montaje de super formato como este. Kanek Denis, Ernesto Báez Laura Lebrón y Sharlene Taulé para solo citar tres nombres, son parte de esa pujante generación escénica de relevo. Denis (quien hace de Motel) es un actor formado una pasión claramente definida  en su vida: el teatro y sus desafíos. Laura Lebrón (Chava) y Sharlene Taulé son jóvenes figuras femeninas que destacan en sus roles y comienzan a vislumbran un futuro augurioso. Tienen capacidad de entrega y disponibilidad para los retos.

Ernesto Báez, apoyado en un histrionismo del cual destaca el manejo de su voz y su presencia escénica, está en condiciones de aceptar roles protagónicos en próximos musicales.