Apagón afecta cinco estados de Venezuela



CARACAS, Venezuela AP. — El sistema eléctrico de Venezuela sufrió una falla debido a un incendio forestal que afectó dos líneas de interconexión entre cinco estados del occidente, confirmó el domingo el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón.

El funcionario dijo a una televisora estatal que las autoridades restablecieron el servicio eléctrico en más del 50% cerca del estado Barinas y que espera que el servicio se reanude completamente antes de la medianoche del domingo en los estados de Portuguesa y Barinas, en el centrooccidente, y los estados andinos de Mérida, Trujillo y Táchira, este último limítrofe con Colombia.

Chacón explicó que el apagón ocurrió a consecuencia de un incendio cerca de dos líneas de 230 kilovoltios entre los estados Barinas y Portuguesa, unos 500 kilómetros al oeste de Caracas.

Las líneas de Acarigua 2 y Barinas 4, entre los estados Portuguesa y Barinas, respectivamente, “son como la columna vertebral del suministro de electricidad de interconexión con los Andes”, destacó el funcionario.

“Nuestra primera hipótesis está vinculada con lo que se produce habitualmente en el período seco de Venezuela”, resaltó.

“Lamentablemente estos incendios se han dado cerca de nuestras líneas y el humo y el calor automáticamente dispara (los mecanismos de seguridad)”, acotó Chacón, quien inicialmente descartó que el incidente sea un sabotaje.

En 2010 el país enfrentó una severa crisis eléctrica a consecuencia de una sequía que afectó la represa suroriental del Guri, donde se genera la mayor parte de la energía del país. La crisis eléctrica dejó al descubierto una serie de fallas en las plantas y equipos de toda Venezuela, así como problemas de mantenimiento que obligaron al gobierno a realizar inversiones millonarias para restablecer el servicio.

A pesar de esos gastos, las fallas y apagones continuaron en varias regiones del país, lo que llevó al gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez a denunciar en 2012 acciones de “sabotaje” y a ordenar el envío de militares a las instalaciones eléctricas para reforzar la seguridad.