Aviso de España



La seguridad jurídica es fundamental para captar y garantizar la inversión tanto nacional como extranjera. No se trata de ninguna novedad. Lo sabe hasta el más despistado de los ciudadanos. Pero, desafortunadamente, la percepción sobre la administración de justicia que se tiene tanto dentro como fuera del país deja, en el mejor de los casos, mucho que desear.

Si el retroceso en materia de competitividad que según el Foro Económico Mundial ha experimentado República Dominicana en el último año, la queja de España sobre los inconvenientes que afrontan sus inversionistas en el país por la alegada lentitud de la Justicia complementan la preocupación sobre el deterioro del clima de negocios en el país.

Al participar en el almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, el embajador de España, Alejandro Abellán, citó la lentitud de la justicia como uno de los principales obstáculos que afrontan los inversionistas de su país. Por tratarse de uno de los principales socios comerciales, al que también se debe el auge de sectores claves para la economía, como el turismo y el comercio, la de Abellán es digna de que se le preste la mayor atención.

No basta con aclaraciones ni con el reclamo de las clásicas pruebas concretas. Se impone, ante la voz de alarma de una nación con la que el país tiene además sólidos vínculos históricos y culturales, una revisión de todo el sistema de administración de justicia, más aún después de la protesta en que jueces de diferentes tribunales denunciaron falta de independencia en sus decisiones.

En una nación que necesita tanto de la inversión extranjera como de mejorar su imagen internacional, la lentitud de la Justicia enarbolada por el embajador de España no debe, bajo ninguna circunstancia, erigirse en una mancha que limite el bienestar y el desarrollo de la población.

El Poder Judicial tiene, en primer lugar, que abrir una investigación de cada uno de los casos expuestos por el diplomático, pero también que abocarse a una radiografía de amplio alcance para detectar y eliminar todos los síntomas que afecten el sistema.

Publicidad