Búsquenlo ahí



Oposición política, sociedad civil y gremios empresariales reclaman la intervención del presidente Danilo Medina para que el Poder Legislativo escoja a los miembros de la Junta Central Electoral (JCE), Tribunal Superior Electoral (TSE) y Cámara de Cuentas conforme a unos perfiles previamente sugeridos por esos sectores.

El sustento fundamental de la Constitución de la República radica en el principio de separación de los poderes, que interactúan en armonía y autonomía, por lo que al presidente de la República no se le puede exigir que asuma prerrogativas que corresponden al Congreso de la República, no sin que incurra en prevaricación.

Se alega que otros mandatarios han participado de manera directa en la escogencia de los magistrados de la JCE, como forma de conjurar crisis políticas e institucionales, pero debería señalarse que en esas ocasiones el orden institucional había colapsado y que aun así se incurrió en violación al texto sustantivo.

El Senado es la instancia señalada por la Constitución para escoger los miembros de la JCE, como la Cámara de Diputados tiene autoridad para involucrarse en la selección de los integrantes de la Cámara de Cuentas, en tanto que el Consejo Nacional de la Magistratura tiene potestad para nombrar a los jueces de las Altas Cortes.

En ningún apartado de la Constitución se otorga al titular del Poder Ejecutivo facultad para presionar, ordenar o sugerir que se escoja o que se rechace a tal o cual persona señalada para miembro de la JCE o de la Cámara de Cuentas. Si lo hiciera violaría la Carta Magna y se haría reo de un juicio político.

El presidente es miembro del Consejo Nacional de la Magistratura, en cuya calidad tiene la titularidad de un voto al momento de escoger a los magistrados de las Altas Cortes, pero la Constitución le veda toda posibilidad de usar su investidura para transgredir fronteras jurídicas.

El ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, tiene toda la razón al advertir que el presidente Medina no puede intervenir en esa calidad para presionar, sugerir u ordenar que la designación de los jueces electorales se realice de tal o cual manera.

Los sectores que reclaman hoy que se viole la Constitución de la República, deberían saber que el presidente Danilo Medina es miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), la instancia donde deberían acudir para perfilar un auténtico diálogo político. Búsquenlo ahí.

Síguenos en nuestro canal de videos:
Publicidad