Cójanlo



Cuadro espantoso

El cuadro que prevalece en la provincia Espaillat como resultado de las inundaciones de noviembre es no menos que espantoso, conforme a la evaluación realizada por el Plan Estratégico de Desarrollo de la demarcación. Solo en Moca todavía quedan cuatro puentes que no han sido rehabilitados, los daños a la infraestructura alcanzaron un 90%.

Sin señales de las autoridades para resolver el desastre ocasionado por los torrenciales aguaceros la entidad que evaluó la situación ha solicitado la más urgente intervención del presidente Danilo Medina.

En una provincia cuya economía descansa en la producción agropecuaria la incomunicación entre comunidades y los cuantiosos daños a la infraestructura plantean graves problemas. Los males se agregan, al menos en el caso de la común cabecera, al viejo problema de la falta de alcantarillado sanitario y el manejo de desechos sólidos. Los puentes que permanecen destruidos en Espaillat, que fue de las provincias declaradas en emergencia por el Gobierno, afectan la comunicación entre las comunidades Estancia Nueva, Nibaje, Cayetano Germosén, Los Bueyes y otras.

Si bien reconoce que se han asfaltado las calles de dos barrios y la autopista Ramón Cáceres la entidad reclama mayor atención del Gobierno.

Síguenos en nuestro canal de videos:
Publicidad