Deploran forzaran desistir de hotel

El presidente Danilo Medina al dar el primer palazo en febrero de 2016 para la construcción del hotel Hark Rock en el ensanche Piantini de la capital.
El presidente Danilo Medina al dar el primer palazo en febrero de 2016 para la construcción del hotel Hark Rock en el ensanche Piantini de la capital.


SANTO DOMINGO.- Los presidentes de la Asociación de Hoteles de Santo Domingo y la empresa Constructora del País S.A (Codelpa), Roberto Henríguez y Álvaro Peña, deploraron ayer que los propietarios del hotel Hard Rock Santo Domingo fueran forzados a desistir de la construcción del proyecto, a pesar de que poseían todos los permisos que avalaban su factibilidad.
Ambos empresarios afirmaron que la acción manda una mala señal a los inversionistas nacionales y extranjeros.
El alcalde de Distrito Nacional, David Collado, informó que los ejecutivos del hotel desistieron de levantar la obra en la avenida Abraham Lincoln esquina Andrés Julio Aybar, en el exclusivo sector capitaleño de Piantini, por el conflicto que surgió con la junta de vecinos del lugar.
La construcción de la obra fue anunciada con bombos y platillos en febrero de 2016 durante un acto en el que el presidente Danilo Medina dio el primer palazo.
La inauguración del hotel, de 400 habitaciones, un moderno casino y 38 pisos, estaba pautada para finales de este año.
Los propietarios desistieron del proyecto a pesar de que el 15 de febrero de este año el Tribunal Superior Administrativo (TSA) rechazó la solicitud de medida cautelar incoada por la junta de vecinos del ensanche Piantini, para paralizar la obra.
Los vecinos alegaron que es improcedente instalar un gran casino en una zona netamente residencial y defendieron su derecho a residir en una ciudad regulada.
Argumentaron que ese negocio atraería males como la prostitución, las drogas y un gran trastorno en el tránsito de vehículos.
Además, los vecinos alegan que los permisos otorgados a los propietarios del hotel eran irregulares.
Una derrota
“Se trata de una derrota para el sector hotelero y el turismo y el país, más aún después que el presidente dio el primer palazo de la obra”, manifestó Henríquez, tras recordar que el hotel iba a generar más de 8,000 plazas de trabajo.
Consideró que debió primar el diálogo entre las partes, además de que el hecho mueve a una gran reflexión sobre las razones de la paralización de la obra.
Consideró que los propietarios del proyecto fueron abandonados por el Gobierno, después que hicieron una gran inversión para el inicio de la misma.
“El Gobierno no le dio apoyo, frente las acciones de la junta de vecinos”, consideró.
Todos los permisos
Alvaro Peña, presidente de la empresa constructora de la obra, aseguró que los propietarios obtuvieron los permisos correspondientes del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), los ministerios de Medio Ambiente y de Turismo.
Indicó que hechos como ese crean desconfianza entre los inversionistas del país y el extranjero.
“Es una mala señal”, precisó, en entrevista telefónica, en la que dijo que se enteró del hecho a través de los medios de comunicación.
El proyecto concluyó en su primera etapa y los propietarios esperaban la litis judicial para empezar la segunda.

Publicidad