“Esta obra no dejará a nadie indiferente”



El encuentro de los personajes que representan María Castillo y Manuel Chapuseaux en el montaje “Banco de parque” deja al descubierto una serie de pasiones e inquietudes que interesan hoy a hombres y mujeres por igual.
Chapuseaux menciona entre ellas el machismo, la soledad, la sumisión, el ansia de libertad y felicidad, incluso la violencia de género.
“Es una obra que divierte y que sacude al espectador. Estoy seguro de que no dejará a nadie indiferente”, dice el veterano actor agregando que es un texto buenísimo: divertido, dinámico e interesante.

Menciona como una de sus principales motivaciones para participar en el montaje, la oportunidad de compartir escenario por primera vez con María Castillo, una amiga a la que siempre ha admirado como artista.

Y por último, aunque no menos importante, es un homenaje al siempre querido y recordado Ángel Haché, que como se sabe, fue quien interpretó este personaje durante mucho tiempo.

Un gran compromiso

Manuel recalca que es un gran compromiso asumir el papel en la obra, ya que éste fue uno de sus más logrados y elogiados por el fallecido actor, quien la protagonizó junto a la misma María Castillo hace ya 30 años “Aunque cada actor es distinto y yo no pretendo hacer una copia de su trabajo, sin duda alguna su influencia está presente en la puesta.

Por suerte María me ha permitido trabajar con la mayor libertad para que, sin alterar la esencia del montaje y del personaje, sea yo quien aparezca en escena. En fin, que he asumido el compromiso con entusiasmo y humildad”, dijo.

La comedia de Alexander Gelman, producida por el teatro Mandrágora, regresa a la escena teatral a partir del 9 de febrero en la Sala Ravelo del Teatro Nacional Eduardo Brito, en los horarios tradicionales.

El montaje es definido como un “striptease” emocional entre un hombre y una mujer que coinciden en un parque, y que van poco a poco explorando lo más profundo de su interior.

María Castillo y Manuel Chapuseaux son dirigidos y producidos por María Castillo y su compañía Teatro Mandrágora.

Publicidad