Llevan alegría a niños diabéticos



Motivados por la situación de diabetes que se vive en la República Dominicana, donde más de 1MM de dominicanos padecen de esta condición, Distribuidora Corripio, Berkshire Hathaway y su marca Duracell, líder en pilas alcalinas en el mundo, aprovechan la principal época de ventas de la categoría para regalar esperanza y mejor calidad de vida a los niños diabéticos de la Fundación Aprendiendo a Vivir.

Durante la temporada navideña y hasta este mes de enero, por la compra de cualquier pila Duracell, se aportará una parte de las ventas (hasta 210,000 pesos) para apadrinar a dos niños de la Fundación Aprendiendo a Vivir. Además de juguetes, estos niños tendrán acceso seguro a educación, medicamentos y alimentación para controlar su condición durante 1 año.

Los detalles de esta noble causa fueron ofrecidos por el señor Sirio Martin, director comercial de Distribuidora Corripio, Alejandra Severino, gerente de la marca Duracell, José Antonio López, presidente de la Fundación Aprendiendo a Vivir y Sandra Jáquez, directora educativa de la Fundación, durante un evento realizado en las instalaciones de Distribuidora Corripio.

En dicho evento, Duracell recibió a representantes y varios niños de la fundación en un ambiente de alegría, donde los niños expresaron sus sueños, recibieron juguetes y las atenciones del empresario Pepín Corripio y el personal de Distribuidora Corripio.

Síguenos en nuestro canal de videos:
Publicidad