Machado sigue con su grandiosa temporada



BALTIMORE.- Hay momentos en que eso cruza por la mente de Manny Machado. Las tardes cuando entra en Camden Yards, horas antes del primer lanzamiento, preguntándose si esta será la última vez que se dirige a las entrañas del estadio y a la casa club de Baltimore.

A medida que los rumores de cambio continúen, habrá un momento, más temprano que tarde, cuando Machado no tenga el uniforme de los Orioles. Pero por ahora, él todavía es de ellos. Y el martes, Machado, junto con su mejor amigo Jonathan Schoop, llevó a Baltimore a una victoria por 6-5 sobre los Yankees.

“Uno solo trata de disfrutar su momento, tratar de disfrutar de la temporada”, dijo Machado, quien conectó dos jonrones para empatar el partido mientras sigue teniendo una temporada de ensueño. “Como lo hice desde el Día 1, desde que entré aquí, tratas de analizarlo todo. Nadie quiere pensar en ese día”.

El día en que Machado, agente libre al final de la temporada, ya no use las telas negro y naranja se ve grande. Pero el martes por la noche, los fanáticos locales pudieron saborear nuevamente lo que el jugador de 26 años trajo a Charm City.

Machado bateó sus jonrones 22 y 23 y remolcó tres carreras, mientras que Schoop – quien tuvo un jonrón anulado en la revisión de la repetición – dio un sencillo contra el guante del primera base Greg Bird con dos outs en la novena para poner a los Orioles en la columna de victorias.

“No quiero pensar eso”, dijo Schoop sobre sus últimos días con Machado. “Escuchas los rumores, pero no quiero pensar en eso. Solo quiero salir y disfrutarlo mientras podemos disfrutarlo”.

“Ha sido una temporada extraordinaria para él, uno piensa en los retos que enfrentamos como equipo, pero ha sido tan constante como podría pedírsele a un hombre”, dijo el manager Buck Showalter. “Manny se enfrenta con un error y no lo está fallando”.

EN NÚMERO

444
Pies
Manny Machado, el torpedero titular del equipo All-Star de la Liga Americana, se fue profundo al comienzo de la quinta entrada, puso el marcador 3-3, un jonrón que recorrió 444 pies.