Nacional 2010: Los Filis van por el tricampeonato

http://img1.elnacional.com.do/image/article/84/209x400/0/3C065002-A3C5-4ADB-A246-19D41803A8FB.jpeg

NUEVA YORK (AP) — Lo único que los Filis de Filadelfia quieren quitarle a los Cardenales de San Luis es la etiqueta del último equipo que gana tres banderines consecutivos de la Liga Nacional.  ¨Albert Pujols?

Los Filis están bien con Ryan Howard. Además, mejoraron sus opciones de conseguir el primer tricampeonato en el Viejo Circuito desde que los Cardenales lo hicieran en los años 40 haciendo el cambio de más impacto durante el receso. Adquierieron al as Roy Halladay dentro de una transacción en la que cedieron a Cliff Lee, su estelar pitcher de la pasada postemporada, a Seattle.  “Siento como que el deseo es mayor”, dijo el manager de los Filis Charlie Manuel sobre la ambición de disputar otra Serie Mundial.

“Pienso que con el talento que tenemos en este equipo, si permanecemos sanos, algo de suerte, vamos a volver”.  Sin embargo, los Cardenales de 2010 no están concediendo nada. Trajeron de regreso a Mark McGwire para ayudar a los bateadores y le renovaron el contrato a Matt Holliday para que siguiese junto al dominicano Pujols en la alineación.

Los Filis y los Cardenales son los dos pesados de la liga. Pero no descarten a los Bravos de Atlanta, Cachorros de Chicago y Rockies de Colorado.  “Poco vale ganar la división o ir a los playoffs. Eso servirá de poco este año”, dijo Jason Giambi, primera base suplente de los Rockies. “Lo que vale es ir a la Serie Mundial”.  Mucha de la atención en la Liga Nacional se enfocará en varios novatos. Los Bravos ya tienen listo a Jason Heyward de 20 años de edad y la charla de su prodigioso jonronero.

Los Rojos de Cincinnati en algún momento llamarán al zurdo cubano Aroldis Chapman, por quien desembolsaron 30 millones de dólares para que utilice su recta de 100 millas por hora. Y la expectativa en Washington gira en torno de Stephen Strasburg, dueño de un repertorio envidiable de lanzamientos.  Los Filis volvieron a ganar el Este de la Nacional, pero fracasaron en el intento para revalidar su título de la Serie Mundial.

Decidieron desprenderse de Lee, quien brilló en los playoffs, por Halladay de Toronto, quizá el mejor pitcher en el béisbol. Filadelfia también se reforzó con Plácido Polanco para cubrir la tercera base y mejoró su banca.  Pero la división está difícil.  Los Mets de Nueva York contrataron al cañonero Jason Bay para levantar su ofensiva, pero necesitan cuidarse de las lesiones.

Los Marlins de Florida finalmente rebasaron los 40 millones de dólares en su nómina para mantener el núcleo de talento joven (Hanley Ramírez y Josh Johnson) y los Bravos añadieron a un sano Troy Glaus y al cerrador Billy Wagner, quien está a 15 salvamentos de los 400.  En la Central de la Nacional, el nuevo coach de bateo McGwire y los Cardenales enfrentarán un reto duro por parte de los Cachorros, que habían ganado la división en años seguidos antes de que el conflictivo Milton Bradley llegara a Wrigley.

Bradley fue enviado a Seattle, Alfonso Soriano ya no se queja de lesiones y el receptor Geovany Soto (Novato del Año en 2008) rebajó 40 libras (18,14 kilos). Chicago mantiene la esperanza de que 2010 será el año en que terminará la sequía de un siglo sin un campeonato.  “Tenemos excelente talento aquí. Tenemos todas las piezas”, dijo el puertorriqueño Soto. “Ahora es tener cohesión y estar sanos”.

El Oeste de la Nacional promete una puja entre tres equipos. Los Rockies, que lograron repuntar para conseguir el wild card luego que Jim Tracy asumió como manager después de un inicio 18-28, y los Gigantes, con los pitchers Tim Lincecum y Matt Cain, están preparados para desbancar a los Dodgers de Los Angeles y Manny Ramírez.