Protección al productor



El ministro de Agricultura, Angel Estévez, ha dado seguridades de que durante el periodo de Navidad y Año Nuevo no habrá desabastecimiento porque el sector agropecuario cuenta con capacidad para suplir la demanda de alimentos esenciales, lo que supone que los consumidores no sufrirán carestía ni especulación.

Conforme a lo dicho por ese funcionario se cuenta con una oferta de 19 millones de unidades de pollo, con promedio de más de cinco libras cada uno, que considera suficiente para suplir la demanda de consumo para el periodo navideño.

Las autoridades garantizan también abastecimiento en abundancia de carne de cerdo y pavo, gandules, arroz, habichuelas, frutas y vegetales cerdos, con la promesa de que el índice general de precios no se dispararía con motivo del alza en la demanda de alimentos.

Es en esta época del año cuando se adquiere mayor conciencia sobre la necesidad de que la agropecuaria nacional se fortalezca y ofrezca garantía de producir más del 85% de los rubros que consume la población, por lo que vale la pena insistir en la necesidad de que el Gobierno asista de manera permanente a los productores.

Falta saber si la garantía de precios estables ofrecidas por el ministro de Agricultura no significaría una penalidad para los productores avícolas, porcinos, de granos, frutos y vegetales que estarían en riesgo de sufrir pérdidas.

Agricultura está en el deber de proteger a los cosecheros y criadores de una intermediación desaforada que pretende adquirir bienes agrícolas y pecuarios a precios muy por debajo del costo de producción, lo que significa ruina y miseria para la agropecuaria.

No basta con garantizar suficiente abastecimiento de alimentos contenidos en la canasta básica navideña, ni ofrecer seguridades de que la comercialización de esos rubros no sería objeto de especulación. Se requiere que Agricultura garantice precios justos al productor, de manera que no se rompa el necesario equilibrio entre productores y consumidores.

Se recibe como una buena noticia la ofrecida por el ministro Estévez, de que en Navidad y Año Nuevo habrá suficiente pollo, cerdo, pavo, gandules, arroz, habichuelas, ensañada, y frutas, pero se requiere que esta vez, los productores no sean esquilmados, como en otros años.

Publicidad